Vean como la bandera se “come” a Weeden, vaya que fue un inicio difícil para el novato.