xvillas-boas-llego-al-tottenham-en-2012.jpg.pagespeed.ic.M1pGvMF2mE
Se confirmó lo que era un secreto a voces. Tras la contundente derrota del pasado fin de semana por 0-5 en White Hart Lane frente al Liverpool, el portugués André Villas Boas ha sido cesado de su cargo como entrenador.
Y es que las caras del luso y Daniel Levy del pasado domingo tras el partido lo decían todo. El máximo mandatario de los spurs no está contento con la trayectoria del equipo en liga y especialmente con la imagen mostrada. El mencionado resultado frente al Liverpool y la goleada encajada por 6-0 ante el Manchester City en el Etihad son dos muestras contundentes de que este Tottenham no estaba en el camino de ser una de las apuestas en la champions league el próximo año, objetivo principal de la entidad londinense.
Es cierto que esta temporada está todo mucho más igualado en la Premier League pero no lo es menos que la abismal diferencia evidenciada ante dos de sus rivales directos por el objetivo final han impulsado al club a prescindir de sus servicios. Los cien millones recibidos por Bale no están dando sus frutos y el Tottenham necesita un cambio de rumbo.
Así, los spurs, en un comunicado en su página web, emitieron un comunicado que decía lo siguiente: “El club puede anunciar que se ha llegado a un acuerdo con el entrenador, André Villas-Boas, para prescindir de sus servicios. La decisión se ha tomado de mutuo acuerdo y en interés de todas las partes“.
De este modo, Villas-Boas abandona el equipo dejando el mejor promedio de puntos por partido con 1,83, el mejor promedio  de la historia del club desde 1992. Tras su llegada el verano de 2012 procedente del Chelsea, ahora el portugués tendrá que pensar en recuperar fuerzas y esperar a que le ofrezcan otro proyecto.
Ahora son Fabio Capello y Frank de Boer los que suenan con más fuerza para el banquillo spur. Sin duda, dos técnicos con estilos de fútbol en vivo muy distintos. Veremos al final por quién se decanta el Tottenham.
Guillermo Fernández