Betway MX Sports $3000 banners

“Volver a ubicarnos en el mapa es increíble y me enorgullece formar parte de este éxito”, indicó Chris Wilder, entrenador inglés de 52 años, tras lograr el ascenso a Premier League con el Sheffield United para la temporada 2019-20.

Ahora, a falta de un partido para concluir la campaña, los Blades no solo han conseguido mantenerse en primera -logro que ya de por sí muchos ponían en duda- sino que además ha logrado ubicarse entre los primeros 8 lugares de la que es catalogada por muchos como la mejor liga del mundo.

Con 54 puntos en 37 jornadas (14 victorias, 12 empates, 11 derrotas) el Sheffield goza de una mejor posición en la tabla que equipos más poderosos económicamente y en calidad de plantel, como lo son Arsenal (décimo) y Everton (undécimo).

Durante esta grandiosa temporada, los de Bramall Lane se han ganado el respeto del resto de escuadras de la Premier. Este éxito es fruto, en gran parte, de la solidez defensiva: con 36 goles en contra son la tercera mejor defensa del campeonato -empatados con Manchester United-, solo por detrás de Manchester City (35) y Liverpool (29).

Otro punto a su favor ha sido su gran desempeño frente a los equipos del denominado ‘Big 6’, pues los pupilos de Wilder no perdieron ninguno de los partidos frente a Arsenal (victoria 1-0 en casa y empate 1-1 de visita), Chelsea (victoria 3-0 de local y empate 2-2 en campo rival) y Tottenham (victoria 3-1 en casa y empate 1-1 de visita).

Estadísticas que cobran mayor relevancia cuando se toma en cuenta que esta es la primera temporada de los Blades en primera división desde la ya lejana 2006-07. Además de ser la plantilla menos costosa de toda la Premier League, con valor de 108.6 millones de libras, según datos de Transfermarkt.

¿A qué se debe el extraordinario rendimiento de un plantel tan limitado? La respuesta tiene nombre y apellido: Chris Wilder.

El factor Chris Wilder

Aficionado del Sheffield United desde pequeño, Wilder es un estratega que, al igual que su etapa como futbolista, se ha caracterizado por ‘picar piedra’ para conseguir reconocimiento.

Siendo un defensor que pasó toda su carrera jugando en divisiones inferiores, parecía que su etapa en los banquillos correría la misma suerte. Antes de tomar las riendas del equipo de sus amores, los éxitos del nacido en Stocksbridge se resumían en haber ascendido al Oxford United de quinta a cuarta división en la temporada 2009-10, y subir al Northampton de cuarta a tercera división en la campaña 2015-16 (con 99 puntos).

Tras este último ascenso se le empezó a catalogar en Inglaterra como “Mr. Ascensos”. Hecho que lo llevó al banquillo de Bramall Lane en el verano de 2016, logrando lo impensable: 2 ascensos en 3 años (2016-17 a Championship [con 100 puntos, récord del club] y 2018-19 a Premier League [contra todo pronóstico logró el ascenso directo con un modesto cuadro de jugadores]).

Este último logro no pasó desapercibido, pues fue reconocido como ‘Entrenador del Año en Inglaterra’ por la Asociación de Entrenadores (LMA), por encima de Pep Guardiola.

Siendo este año nuevamente candidato para repetir, disputándose el reconocimiento con Jürgen Klopp (Liverpool), Brendan Rodgers (Leicester City) y Nuno Espírito Santo (Wolverhampton).

Gran parte del éxito obtenido se debe a su innovador sistema táctico, mismo que le valió en su momento el reconocimiento de estrategas rivales, como el mismísimo Marcelo Bielsa. “El Sheffield United es el equipo del que más he aprendido este curso. Su entrenador tiene ideas nuevas y he de decir que hay poca gente con esas ideas. Merecen ser estudiadas. De hecho, hay cosas que he tratado de desarrollar y no he podido”, confesó el entrenador del Leeds United.

Esquema táctico

A pesar de su solvencia defensiva, Wilder no considera que su forma de jugar consista solamente en defender. “No hay mejor defensa que un buen ataque. Somos un equipo propositivo. No estamos sentados esperando al rival”, ha llegado a recalcar.

Durante la temporada 2018-19, en la que el Sheffield United tuvo la defensa menos goleada en Championship, Wilder ocupó un parado táctico compuesto por 3 centrales, 4 mediocampistas, 1 media punta y 2 delanteros.

Para la presente campaña, adaptó su sistema 3-4-1-2 por un más conservador 3-5-2, incorporando al media punta como parte del mediocampo. Esto debido a la mayor potencia ofensiva con la que cuentan los equipos de la Premier League.

En su sistema, la mayor innovación táctica utilizada es la de recurrir a los defensas centrales (Jack O’Connell y Chris Basham) para generar superioridad en las bandas: se abren y se suman al ataque para centrar o ‘jalar’ marca.

Cada vez que los centrales se incorporan al ataque, los mediocampistas bajan a la zona defensiva (principalmente Oliver Norwood) para sumarse a John Egan, formando un bloque de dos centrales, evitando así que tomen al equipo mal parado en un contragolpe.

En el mediocampo, los centrocampistas suelen incorporarse al ataque (principalmente John Lundstram), dejando a uno de ellos en el centro del campo (John Fleck).

Arriba, los delanteros tampoco están exentos de tener tareas secundarias: los atacantes suelen abrirse a las bandas (principalmente McGoldrick), para asociarse con los carrileros y permitir que los centrocampistas se incorporen al ataque.

Jugando de esta manera, Wilder ha conseguido llevar a los Blades de tercera división al top 8 de la Premier League en un periodo de apenas 4 años.

Maximizador de recursos y un innovador táctico, Wilder es un estratega que, sin lugar a dudas, merece ser reconocido nuevamente como Entrenador del Año en Inglaterra.