Inyección de capital

oviedoaficionPara la temporada 2012-2013 los aficionados y el periodista inglés Sid Lowe lanzaron una campaña para conseguir capital y evitar la disolución del equipo. A dicha campaña se sumaron 20 mil accionistas repartidos por todos los continentes, pero el más importante fue Carlos Slim, quien a través de su empresa Inmobiliaria Carso, S. A. de C. V., colaboró con dos millones de euros y lo convirtió en el accionista mayoritario con el 34.28% de la sociedad anónima deportiva.
Ese programa de radio española que les jugó una broma provocó que la situación del Real Oviedo llegara al multimillonario mexicano y a su hombre más cercano. Ahora está en sus manos regresar a Primera a uno de los equipos de mayor tradición en el futbol español.