image

Constancia

Es un factor clave. La Liga es un campeonato que dura más de nueve meses, y el campeón es siempre el que más continuidad demuestra. A lo largo de este año el Barcelona ha pasado por momentos críticos, pero supieron mantener la calma. Tuvieron un comienzo fuerte, aprovechando la pérdida de puntos que el Real Madrid sufrió en Agosto. A pesar de que su gran rival se alejaba cada vez más en la clasificación, el Barça no se confió y trabajó para mantener las distancias. De esta forma llegaron a Navidad como campeones de invierno con una ventaja considerable sobre el segundo clasificado. Era cuestión de tiempo que los azulgrana consumaran su cuarta Liga en cinco años.

Messi

imageEl cuatro veces Balón de Oro es un elemento determinante en el Barcelona. Cuando el argentino no brilló tanto como se esperaba, el juego del equipo se resintió (como sucedió en los partidos contra el Real Madrid en Copa del Rey o el Milan y Bayern en Champions League). Messi es un jugador desequilibrante. Messi rompió partidos que parecían sentenciados y consiguió dar la vuelta a marcadores en contra. El considerado mejor jugador del mundo afecta, también, en el plano psicológico a los rivales: cuando Messi no juega la confianza crece y el peligro es mayor.

Tito

imageTras la marcha de Pep Guardiola el futuro del equipo era incierto: el Barcelona es un equipo grande plagado de estrellas, y la figura del entrenador es clave. Además, su máximo oponente era Mourinho, “el número uno” aquel dispuesto a demostrar su potencial a cualquier precio. Tito comenzó la temporada siguiendo las normas y costumbres de su predecesor. Decidió mantenerse en un segundo plano. Los más críticos argumentaron que “El mérito no era del entrenador sino de las bases asentadas por Guardiola”. Sin embargo, cuando se tuvo que ausentar debido a la batalla que mantiene contra el cáncer, el Barça sintió su ausencia. Los culés comprendieron que Tito es más que un sustituto: es un entrenador completo y eficiente que sabe liderar a su equipo y ganar títulos importantes.

Estilo de juego

imageSu estilo de juego se mantiene. Crearon una forma propia, que otras muchas escuadras intentado imitar, pero pocos lo lograron. Son un equipo compacto, que se entienden y complementan. Basan sus partidos en el control del balón, y en un poderoso centro del campo. Es muy difícil conseguir que el Barcelona se mantenga noventa minutos lejos de la portería rival porque su forma de hacerlo es lentamente romper las defensas de sus oponentes, siempre desde la sutileza y la elegancia. Todos saben reconocer el estilo del Barcelona y justamente ese juego es lo que ha traído tantos títulos para la casa catalana. Cuando perdieron su forma de jugar (como contra el Bayern) el Barça olvidó su faceta de campeón para convertirse en un asustadizo equipo venido a menos.