El diseñador Matt Morris te muestra la tecnología debajo de “la piel” del coche de Fórmula 1.