rush la park

Imagen: cmll.com

El día de hoy se llevó a cabo la conferencia de prensa del Consejo Mundial de Lucha Libre (CMLL) donde anunció el cartel completo del 85 Aniversario, la todavía función más importante del año en el pancracio nacional.

La conferencia fue muy interesante. Justo cuando iban a firmar los contratos por las cabelleras, un reportero preguntó sobre el duelo esperado por todos: Rush vs L. A. Park.

Julio César Rivera, encargado de conducir la conferencia, lo calló y dijo que las preguntas se harían hasta el final. El tema jamás fue tocado.

La consigna era clara: todo lo que no fuera un duelo de cabelleras entre L. A. Park y Rush iba a ser una decepción total y así fue. ¿Por qué no se dio esa pelea? Analicemos.

Una rivalidad hecha al vapor

Todo inició apenas el viernes pasado, el CMLL aventó el anzuelo: sugirió una rivalidad entre Volador Jr. y “El Toro Blanco” por las cabelleras; así, de repente, sacado de la nada.

A Volador Jr. se unió Matt Taven, su otrora rival con el que disputó el Campeonato Mundial Histórico de Peso Welter de la NWA, alguien que jamás pensó estelarizar un Aniversario.

Al combate se añadió Bárbaro Cavernario, un gladiador que ni siquiera forma parte de Los Ingobernables y que de repente se enfrascó en un duelo de apuestas de la manera más gratuita posible.

¿Dónde quedó La Bestia del Ring, dónde quedó el Terrible; por qué no es uno de ellos el que apuesta su cabellera? Tal vez porque Bárbaro Cavernario cobra menos.

No subestimemos el poder de Dorian Roldán

En junio de este año Dorian Roldán soltó una interesante declaración: “veo imposible que L.A. Park se juegue la máscara en la Arena México”.

¿Por qué se atrevió a decir eso; qué sabía el mandamás de la Tres Veces Estelar? ¿Será acaso que ya tenía el dinero suficiente para soltar una declaración de ese calibre?

La principal ventaja de Triple A es que Triplemania XVI es antes que el 85 Aniversario y en ambos eventos está involucrado L. A. Park. De esta manera el CMLL quedó atado de manos.

La Seria y Estable no tenía forma de anunciar una lucha con L. A. Park sabiendo que éste ya tenia un compromiso con la competencia, pues corría el riesgo de que Triple A le llegara al precio y le quitara la máscara al gladiador; el riesgo era mayúsculo.

Recordemos lo que pasó en Triplemanía XXV: cayó la máscara de uno de los más grandes ídolos que ha tenido el pancracio nacional en la última década.

Aquel evento fue la prueba de que Dorian Roldán posee el dinero suficiente para firmar contratos de esa magnitud, por lo que no hay razones para pensar que no puede hacerlo de nuevo.

Descifrando los mensajes de L. A. Park

Hace unas horas, don Adolfo Tapia colocó dos mensajes en Twitter, en el primero dijo que se sentía triste por la muerte de Villano III y por “no poder darles en este momento lo que ustedes quieren”, en clara referencia a la lucha de cabelleras.

Más tarde colocó otro mensaje donde le decía a Rush: “Tu siempre has dicho que sólo conmigo seria el unico con quien apostarias tu cabellera y luego por que faltas a tu palabra” (sic).

Luego escribió: “solo esperame unos dias mas y si llegara a perder te apuesto mi cabellera y si se te ase poco le pongo mi retiro tambien contra tu cabellera” (sic).

De lo anterior podemos deducir que el CMLL prefirió que Rush luchara contra Volador Jr. porque no tenía garantías de que L. A. Park llegaría con máscara al 85 Aniversario.

El dinero que hay de por medio para ver quién va a perder qué y por cuánto no pudo ser cubierto por la Seria y Estable sin que la Tres Veces Estelar hiciera algo antes.

¿Qué salió mal? Sencillo: el orden de los acontecimientos. Triple A se anticipó al CMLL. Eso explica que cuatro meses de rivalidad entre Rush y L. A. Park se hayan ido al drenaje en apenas una semana.