Gana tus Apuestas Deportivas en la MLB

La temporada de Baseball de la MLB es el paraíso dentro de las apuestas deportivas. Con 30 equipo que cada uno juegan 162 partidos de temporada regular, eso entrega 2,430 partidos de baseball en los cuales apostar.

Sin embargo, no es solo la cantidad de acción lo que atrae a los apostantes. El Baseball brinda una gran oportunidad a los apostadores de hacer dinero, dada la singularidad de los momios disponibles. A medida que los apostadores logren evitar los errores comunes cometidos en las apuestas de Baseball, lograrán optimizar sus oportunidades de ganar.

En este artículo, compartiremos los cinco mejores tips y estrategias que puedes utilizar para iniciar con el pie derecho tu temporada de apuestas de Baseball.

EVITAR A LOS GRANDES FAVORITOS EN TUS APUESTAS DEPORTIVAS

En otros deportes profesionales como el futbol, la NFL o NBA, los mejores equipos suelen tener tremendos porcentajes ganadores. Siempre hay equipos que van con un 13-3 (81.3%) o 12-4 (75%) en la NFL. En la NBA, los mejores equipos normalmente ganan el 70% de sus partidos.

Dado que en el baseball se juega el doble de la cantidad de partidos que se juegan en la NBA y NHL, y 10 veces más partidos que la NFL, normalmente los mejores equipos pierden más seguido. En MLB, se espera que un equipo gane 100 partidos. Por lo tanto, un equipo de baseball que va 100-62 sería considerado uno de los mejores de la liga con un porcentaje de victorias del 61.7%.

El baseball es un deporte volátil, donde los equipos que mejor andan son frenados por un gran pitcher abridor. Sin embargo, cuando grandes equipos como los Yankees y los Dodgers se encuentran con oponentes inferiores, a menudo son favoritos en el moneyline por -300 o más. Por ese precio, el favorito tendría que ganar, al menos, tres de cada cuatro partidos contra su oponente para que valga la pena apostar.

¿POR QUÉ NO ES REDITUABLE APOSTAR A LOS FAVORITOS A LARGO PLAZO?

Aquí te presentamos algunos números que respaldan el por qué no es redituable a largo plazo apostarle a los favoritos en el moneyline. En 2019, los Yankees ganaron 103 partidos, mientras que su rival de división, los Blue Jays, ganaron solo 67. En todos los duelos mano a mano, los Yankees fueron favoritos por un margen tan grande de -300. Por el bien de la discusión, digamos que los Yankees fueron en promedio -250 favoritos en cada encuentro. Tomando en cuenta que los Yankees solo terminaron 11-1 contra Blue Jays, los que apostaron $100 en el moneyline en cada encuentro, habrían perdido $360.

Los Yankees tienen un mejor récord en el mano a mano contra los humildes Orioles. En las últimas 2 temporadas, NY tiene una marca de 29-9 contra Baltimore. Sin embargo, la mayoría de estos juegos tenían un precio de -300. Si se hubiera apostado $100 a los Yankees en cada duelo, solo se habría obtenido $66.67.

La conclusión es que los oddsmakers saben lo atractivo que es apostar a los grandes favoritos, pero le quitan toda la ventaja a largo plazo al inflar masivamente los momios de apuesta.

APOSTAR A FAVORITOS EN CARRERAS IMPULSADAS

Dado que la estructura del score del Baseball es sumamente diferente comparado con otros deportes importantes, sus spreads son igual de distintos. Los spreads se preveen en favor de las carreras impulsadas, y los favoritos siempre están en -1.5 carreras por encima de los underdogs. Dependiendo qué tan favoritos sean, el “juice” será ajustado de acuerdo a ello.

En lugar de apostar a un gran favorito como los Yankees por cuotas de -300 en el moneyline, uno debe considerar su línea de carreras o “runline” en -1.5. Es probable que encuentres tu “vig” con tales probabilidades en el rango de -140 a -160. Este es un enfoque mucho más asequible, aunque te vuelves susceptible a una pérdida si ganan exactamente por una carrera.

Si estás interesado en apostar en un runline, apuesta solo a los favoritos. El valor que uno puede encontrar en los underdogs se elimina por completo si los tomamos con +1.5 carreras. En su lugar, apuesta solo al moneyline de un underdog para que gane el partido. De lo contrario, no queda ningún valor en el runline, y todo lo que obtendrás será un seguro por si tu equipo pierde por una carrera.

NO CERRAR LA APUESTA DEMASIADO PRONTO

A pesar de que las líneas en el Baseball a menudo están disponibles una noche antes del juego, no te sientas tentado a cerrar tu apuesta demasiado pronto. Los managers no dan a conocer las alineaciones hasta un par de horas antes del partido. ¿Estarías dispuesto a apostarle a Los Angels si Mike Trout no está en la alineación? Por lo tanto, siempre es mejor esperar hasta que se publique una alineación inicial para asegurarse de que se sienta cómodo con su apuesta.

Además, los pronósticos meteorológicos pueden cambiar entre el momento en que se publica una línea y el momento en que comienza un juego. Asegúrate de revisar el equipo de umpires del partido, ya que algunos árbitros tienen zonas de strike drásticamente diferentes a otros.

TOMA NOTA DE LAS ESTADÍSTICAS DEL BULLPEN

Muchas veces, las líneas de baseball están fuertemente influenciadas por el enfrentamiento de pitchers abridores. Si Jacob deGrom se enfrenta a un lanzador que llega con dificultades, es probable que la línea esté muy sesgada a favor de los Mets. Sin embargo, en la era actual del baseball, los pitchers abridores están siendo removidos de los partidos cada vez más temprano. Esto hace que tengamos que poner más énfasis en los récords de outs finales del bullpen de nuestros equipos.

Incluso para algunos de los mejores equipos de la liga, la efectividad del bullpen es una debilidad importante. Muchos equipos tienen un cerrador confiable, pero luchan en el relevo medio.

El punto es que un apostador no debe pasar por alto la importancia del enfrentamiento entre pitcher abridores para determinar los resultados de un partido, pero no debe ser el único factor. Si un pitcher abridor dominante solo dura cinco o seis entradas, 1/3 del juego queda en manos de otros pitchers. Por lo tanto, tenga en cuenta la capacidad de un equipo para cerrar juegos al determinar si vale la pena su apuesta.

REVISAR EL CALENDARIO

El béisbol es un deporte implacable en cuanto a calendarios, y los equipos no tienen muchos días libres. Es común que los equipos soporten tramos en los que juegan partidos durante dos semanas seguidas sin un día libre.

Supón que un equipo de la Costa Este está en medio de un largo viaje por la Costa Oeste. Es probable que el viaje adicional y la fatiga tengan un impacto en su juego.

¿Un equipo que jugó Sunday Night Baseball tuvo un cambio rápido y viajó para comenzar otra serie el lunes? Si es así, ese equipo probablemente llegó a su destino en las primeras horas de la mañana siguiente.

Los equipos que vienen de un día de descanso tienen un bullpen más descansado ​​que los equipos que están en medio de juegos consecutivos. Por lo tanto, pueden darse el lujo de emplear diferentes estrategias a lo largo del juego.

Ver los horarios de los equipos lleva unos segundos. Sin embargo, esta práctica puede proporcionar ventajas clave sobre los oddsmakers que pueden no haber tenido en cuenta tales circunstancias.