Aprende a ganar con las apuestas deportivas

A través de los años, las apuestas deportivas han emergido de las sombras para convertirse en un evento cotidiano. El estigma que caía sobre ellas se ha discipado rapidamente y le ha abierto la puerta a una industria emergente multi-millonaria de apuestas deportivas legales.

Con la legalización de las apuestas deportivas, millones de fans de los deportes buscan entrar al mercado de apuestas por primera vez, pero, ¿por dónde empezar si no se está acostumbrado a la terminología?

Aquí te damos una ayudadita y recuerda que tenemos tips para cada deporte: Futbol, NFL, MLB y NBA.

FAVORITOS VS UNDERDOGS

Cuando los oddmakers liberan las líneas de apuesta de algún partido, lo primero que hacen es determinar que equipo es el Favorito y cual debe ser el Underdog o el que menos probabilidades tiene de ganar.

El Favorito es el equipo que se espera gane el partido y obtendrá un signo de “-” junto a su momio o cuota, mientras que el Underdog, dado que se espera que pierda, obtendrá un signo de “+”. Si no existe un claro favorito, las casa apostadora simplemente lo abrirá como un “pick” o “pick’em”.

SPREADS EN LAS APUESTAS DEPORTIVAS

Hay dos formas principales de apostarle al Favorito o al Underdog. La primera es el Point Spread, el cual es una apuesta sobre el margen de victoria.

Por ejemplo, digamos que los Patriots son favoritos por 7 puntos contra los Jets. Estará listado con un -7. Si tú le apuestas a los Patriots, deben ganar el partido por 8 puntos o más para que ganes la apuesta. Si los Patriots ganan por 8 puntos o más, se le llama “cover”. Si los Patriots ganan exactamente por 7 puntos, se le llama “Push”, lo cual significa que recuperarás el dinero que originalmente apostaste.

Si los Patriots ganan por 6 puntos o menos (o pierden el partido), perderás la apuesta.

Por el contrario, si apuestas a los Jets y están listados con un “+” en los puntos (+7), necesitas que los Jets ganen el partido o que pierdan por 6 puntos o menos para ganar (o cubrir) tu apuesta.

Los Spreads están disponibles en todos los deportes, pero se utiliza mayormente en deportes con marcadores altos, como el futbol americano o basketball.

MONEYLINES

La segunda forma de apostar al Favorito o al Underdog es el Moneyline. Este se basa solamente en qué equipo ganará el juego, y utiliza el momio americano para calcular la ganancia.

Nuevamente, los Favoritos tendrán un signo de “-“, por ejemplo -150, -200 o -500. Si el favorito es -200, eso significa que tienes que arriesgar $200 para ganar $100. Si el favorito gana, obtienes $100, pero si el favorito pierde, habrás perdido los $200.

Dado que se espera que el favorito gane, debes asumir un riesgo mayor apostándole a él.

Los Underdogs obtienen un signo de “+”, por ejemplo +150, +200 o +500. Si el Underdog tiene un +200, significa que si le apuestas $100 y ganan el partido, obtendrás $200. Si pierden el partido, solo perderás los $100 que apostaste. Dado que se espera que el Underdog pierda, hay más recompensa cuando se apuesta por ellos.

Los Moneylines están disponibles en todos los deportes, pero predominan mayormente en apuestas de deportes con marcadores bajos como el baseball, hockey o futbol soccer.

OVER/UNDERS (TOTAL)

Aparte de agregar una línea para el Favorito y Underdog, los oddmakers también determinan el número total de puntos anotados en un juego, sumando a los dos equipos. A esto se le llama OVER/UNDER o TOTAL.

Los apostadores pueden elegir si un partido terminará o no con OVER (Altas) / UNDER (Bajas) en total.

Por ejemplo, en un juego de la NBA entre Celtics y Bulls, podría tener un total de 215. Podrías apostar al OVER 215 o al UNDER 215. Si apuestas al Over 215 y los puntos totales que se anotaron son 216 o más, ganarás tu apuesta. Si el total de puntos anotados es 214 o menos, perderás.

¿QUÉ ES ESE -110 QUE APARECE JUNTO A MI APUESTA?

Los oddsmakers le aplican una “tasa” a cada apuesta, a la cual se le llama “Juice” o “Vig”. El Juice es la comisión que debes pagar a la casa apostadora para que acepten tu apuesta.

El Vig en Estados Unidos, estará listado en los momios americanos.

Digamos que Duke Blue Devils está en -5 (-110)… eso significa que si quieres apostarle a Duke, tendrás que hacerlo con -5 puntos y debes arriesgar $110 para ganar $100.

El Juice también puede ser con un número positivo, por ejemplo, Penn State -7 (+110). Lo anterior significa que si apuestas $100 a Penn State con un -7 puntos y se “cubre” la apuesta, ganarás $110. Si lo pierdes, solo habrás perdido los $100 que apostaste.

Siempre tendrás que arriesgar más al apostar por el Favorito que por el triunfo de un Underdog…de lo contrario, la casa de apuestas perdería dinero.

¿CUÁNTO APOSTAR?

La decisión final depende de ti sobre cuanto arriesgar en un juego, pero una buena regla es solo apostar la cantidad que estés dispuesto a perder. Las apuestas deportivas son un maratón, no un sprint. Habrá días buenos y otros malos. Como resultado, te recomendamos una estrategia mesurada en tus apuestas.

Lo anterior significa que debes apostar la misma cantidad en cada partido, arriesgando solamente entre 1% y el 5% de tu bankroll por partido (el bankroll es la cantidad inicial con la que dispones para apostar). Por ejemplo, si empiezas con un bankroll de $100, no debes arriesgar más de $5 por partido.

Aplicando esta estrategia mesurada, los apostadores se protegen contra la pérdida total de su bankroll durante una mala racha, y también se preparan a si mismos para recuperar lo invertido durante una buena racha de apuestas.

LAS LÍNEAS SE MUEVEN EN TIEMPO REAL

Similar a las acciones en Wall Street, el mercado de las apuestas deportivas es fluido. A lo largo del día, los bookmakers ajustan los momios dependiendo de como se den los sucesos y de alguna otra noticia sobre el partido, como lesiones o el clima. Por ejemplo, si los Vikings abren con un -7 y la mayoría de las apuestas están con los Vikings, podrías ver que la línea de los Vikings se mueve de -7 a -7.5. La línea podría moverse más allá de -8, o incluso podría regresar a -7.

BUSCANDO LA MEJOR LÍNEA

Las líneas pueden variar dependiendo la casa de apuestas, dado que cada una tiene diferente clientela. Como resultado, en una casa apostadora podemos encontrar a Cavs con -8, mientras que en otra puede aparecer con -7.5. Por lo que si revisamos en más de una casa de apuestas, podemos tener acceso a mejores líneas. Si bien el tener un .5 a favor podría no llamar mucho la atención, la realidad es que eso podría significar la diferencia entre ganar o perder, así que aumenta nuestras posibilidades de ganar.

IDENTIFICA TUS FORTALEZAS Y DEBILIDADES

No estamos jugando con dinero del Monopoly, así que debes asegurarte de que le estás dando seguimiento a tu progreso. Trata de llevar un registro de las apuestas que realices, de las ganadas y también de las perdidas. Lo anterior es relevante ya que podrás identificar tus fortalezas y debilidades desde que empezaste a apostar. ¿Ganas más apostando en la NFL o en la NBA? ¿Te va mejor con props de jugadores o apostando al Over/Under? Es bueno saber todo esto, ya que te permitirá maximizar tus victorias.