La temporada de pases ha cerrado, después de una agonía prolongada por la necesidad de los españoles de cerrar un día después, por fin podemos hacer corte de caja.
Lejos de centrarnos en los que se movieron, es un buen ejercicio ver a aquellos “olvidados” que a pesar de que debieron haber buscado un nuevo destino que les diera más minutos, se han quedado relegados al banco por uno u otro factor.