Betway MX Sports $3000 banners

Luego de treinta fechas jugadas en la Bundesliga, el Bayern Múnich está enfilado para convertirse en campeón por millonésima vez consecutiva. Pero en esta ocasión el trofeo doméstico no es lo único en la mira de los bávaros, también quieren llevarse el título de goleo a través de Robert Lewandowski, y el de asistencias vía Thomas Müeller. Veamos a detalle el panorama individual de ambos astros de cara a la recta final del torneo alemán.

Thomas Müller es el nuevo rey del pase a gol en la Bundesliga

Con su soberbia actuación y asistencias contra el Bayern Leverkusen en la fecha treinta de la Bundesliga, Müller impuso récord de pases para gol con veinte. La marca anterior pertenecía a Kevin De Bruyne cuando jugaba para el Wolfsburg en la temporada 2014/2015, compartida con Emil Forsberg del RB Leipzig en la 2016/2017. Antes de comenzar el partido, Müller tenía dieciocho asistencias, pero habilitó a Leon Goretzka y Robert Lewandowski para contribuir al triunfo de cuatro a dos sobre el equipo de las aspirinas.

La mala es que el veterano atacante se perderá el juego de la fecha treinta y uno debido a una suspensión, pero antes de eso no se había perdido ni un partido de la temporada. Dato curioso, Müller ya había impuesto una marca la semana pasada en la goleada de cinco a cero en la goleada sobre el Fortuna Düsseldorf. Y es que llegó a las dieciocho asistencias mas rápido que nadie, ningún jugador había llegado a ese número en la fecha veintinueve, por lo menos no desde que se comenzó a registrar esa estadística en la temporada 1992/1993.

Es un hecho que Müller está teniendo una temporada brillante, y es que la influencia del estratega del equipo, Hansi Flick, ha sido clave para explotar al máximo las virtudes futbolísticas del campeón del mundo alemán. Hasta la fecha, Müller ha participado en veintidós goles, más que cualquier otro jugador del equipo desde que Flick se hizo cargo del equipo en noviembre del año pasado tras el despido de Niko Kovac. Los otros pateabalones que acompañan a Müller en la lista de mejores pasadores a gol son Jadon Sancho, Thorgan Hazard, y Christopher Nkuntu.

Robert Lewandowski también va por su propio récord

Existen jugadores llamados a ser el nuevo ariete súper estelar en la Bundesliga, como Timo Werner del RB Leipzig, quien anda tan bien que hace pensar cuánto vale en el mercado de fichajes. Pero en lo que llega el momento de hacer el relevo generacional, el referente en ataque en la liga alemana sigue siendo Robert Lewandowski. El polaco ha estado encendido esta temporada y sus esfuerzos tienen como virtual campeón al Bayern, así lo revelan las apuestas deportivas, y es que a once de junio en Betway ya ven al Bayern Münich campeón como muestra el momio de 1.005.

Los actuales campeones alemanes están batiendo récords al por mayor, pero Lewandowski tiene todavía la esperanza de alcanzar la marca de cuarenta goles en una temporada, la cual fue impuesta por Gerd Müller en la temporada 1971/72. Se ve complicado que pueda romper la marca por la poca cantidad de juegos que le restan al torneo, pero también es cierto que el Bayern Münich tiene la costumbre de aplastar a sus contrincantes en el torneo local debido a la disparidad en cuanto a talento se refiere.

Los números no mienten, luego del partido contra el Bayer Leverkusen, el Bayern Münich llegó a una marca de noventa goles en treinta jornadas, de los cuales treinta son de Lewandowski, quien sigue soñando con alcanzar a Gerd Müller. En total, el ariete polaco suma cuarenta y cuatro goles en todas las competiciones y sigue a la caza de más anotaciones para robustecer su nueva marca personal, que era de cuarenta y tres goles.

Un reinado sin final a la vista para los bávaros

El Bayen Münich se va a coronar campeón de Alemania en unas semanas, pero lo que más da para pensar es que no hay rival que realmente les haga sombra en el mediano plazo. En Hans Flick parecen haber encontrado el estratega ideal y con su poderío económico tienen el control de la Bundesliga. En la UEFA Champions League a nivel continental la historia es diferente, y es lo que más le pesa a la directiva y afición bávara. Veremos si en el próximo año futbolístico pueden romper el maleficio continental.