La noticia de los últimos días no puede ser otra que la llegada de Diego Armando Maradona a Dorados de Sinaloa, el ídolo de muchos, uno de los mejores de la historia, el que hizo a Argentina campeona del mundo en un pletórico estadio Azteca ante los ojos de aficionados extasiados, el que incluso fue llamado “Dios” en su tierra.

No cabe duda que el nombre de Maradona por sí solo crea interés, comentarios, críticas y hasta burlas, y es que el hombre se convirtió en un mito, en una leyenda palpable para la gente. Y ahora que será entrenador en un país tan escaso de mitos y leyendas futbolísticas, todos estaremos al pendiente de qué es lo tiene para ofrecer… obviamente además de notas chuscas.

Un historial de fracasos como entrenador

El historial de Maradona es poco más que vergonzoso. En 1994 comienza la entretenida historia de Diego, su primer equipo fue el Club Deportivo Mandiyú de Argentina, con el cual obtuvo 1 victoria, 6 empates y 5 derrotas.

Después de ese primer tropiezo, no se dejó vencer, y en 1995 tuvo la osadía de tomar un segundo equipo, el Racing Club Avellaneda de Argentina. Obtuvo apenas 2 triunfos, 6 empates y 5 derrotas. Ni siquiera acabó el torneo.

Fue hasta 2008 cuando en Argentina tuvieron la innovadora idea de darle al selección, ¿Por qué méritos? No necesita, él era dios. Para sorpresa de muchos calificó a una selección que venía dando pena, ganó partidos importantes obtuvo su boleto para Sudáfrica 2010. Ya en el Mundial, para sorpresa de nadie fue eliminado en cuartos por Alemania en una vergonzosa goleada.

En 2011 llegó al mundialmente conocido Al Wasl, de Emiratos Arabes, donde estuvo un año, pero finalmente fue despedido. Fue hasta 2017 que tomó nuevo equipo, el afortunado sería Al Fujairah FC, también de Emiratos Arabes. Este equipo tenía aspiraciones de conseguir el ascenso a primera, pero tras no conseguirlo, Diego fue despedido.  Al final equipo consiguió el ascenso por medio del repechaje pero a sin Maradona como entrenador.

Sólo un golpe mediático

Viene a un equipo del ascenso MX que está teniendo un muy mal torneo. Dorados está en los últimos lugares, es 13 de la tabla general con tan sólo tres puntos. ¿Cuál es el objetivo de Dorados? ¿Qué hablen de ellos? Pues ya lo tienen. ¿Tienen una aspiración deportiva?

Hay quienes lo defienden, porque tiene o tuvo una enfermedad y que por haber sido un gran jugador debe ser aplaudido el día hoy. Ahora es entrenador y aunque no dudo que sepa de futbol, no tiene ni idea de cómo transmitir sus ideas o sus conocimientos.

De Maradona no esperaremos noticias porque Dorados ande muy bien o porque ataque como el Barcelona o porque dé cátedra de futbol en conferencia de prensa. De él podemos esperar que diga cosas chuscas, simpáticas, que se trabe al hablar, que si da la nota porque opinó sobre política.

No creo que se espere que Maradona revierta la situación de Dorados por medio de sus tácticas, la apuesta es que mediante el tema anímico active a los jugadores. El problema es que si depende de lo anímico, de inspirar a sus jugadores hablando de su vida y de cómo ha superado diferentes obstáculos, eso le va a durar unas semanas, después no tienen nada.

Incluso como apuesta mediática es cuestionable, si bien, se hablará mucho de él y tendrá la atención de la gente y los medios, Diego no tiene una buena imagen en este momento. La imagen que tenemos de él es haciendo señas obscenas a aficionados de Nigeria en la copa del Mundo y su colección de memes sobre sus desfiguros en el palco.

Desde su llegada vimos a una persona que todo momento va cuidándolo, como si fuera a caerse; se le nota complicación para caminar y hasta para hablar. Sí, viene a vender y a explotar le nombre y la imagen, pero hay de famas a famas.

Es obvio que no es un buen entrenador, ha fracasado a lo largo de su historia en ese ámbito. Lo único que tiene que explotar u ofrecer es imagen, la marca que significa su nombre y Dorados lo explotará al máximo.

Conclusión

La llegada de Diego no traerá beneficio alguno para el futbol mexicano ni para dorados en lo futbolístico. Si en esa directiva creen que la venta de entradas y playeras justifica su contratación, está bastante bien. Sin embargo, tampoco creo que le afecte a la liga, al final del día, llega al ascenso, a un equipo que no le interesa absolutamente a nadie.

Y en especial, llega a un futbol donde el que asciende, no asciende; donde el que desciende, no desciende; donde se elimina el descenso, donde se permite tener directivos como Kuri; donde hay pacto de caballeros, donde hay equipos que deben dinero a sus jugadores y aun así pueden ir al draft.

Al final, viene a una liga que también es una caricatura, parece más bien que son tal para cual. Viene a llenar el estadio, a firmar playeras, a ver si sale en algún comercial de camionetas o algo así y ya.