TROFEO-MX

Tras un trepidante torneo, la fase regular de la Liga MX llegó a su fin con un sorprendente equipo de la UNAM robándose el liderato fiel a la receta de los noventas cuya base era el conjunto y no las súper estrellas. Al América y al León se les acabó el gas después de haber iniciado una carrera parejera donde parecía que nadie los alcanzaba. Toluca sin muchos reflectores se afianzó en el segundo lugar, Tigres se sacudió un inicio flojo para meterse como un incómodo rival; mientras que Veracruz y Puebla en pos de no descender cosecharon los puntos necesarios para inundar con su color “La Fiesta Grande”.