Betway MX Sports $3000 banners

Comienza el turno del baloncesto en los Juegos Centroamericanos y del Caribe en Barranquilla 2018 y la Selección Mexicana entra en escena con las expectativas altas para esta edición. Veamos lo que podemos esperar de la quinteta azteca en las duelas.

Preparación

Estos juegos de Barranquilla 2018 se atraviesan justo en el camino de las ventanas FIBA de clasificación para el mundial del próximo año y con las instancias definitivas a la vuelta de la esquina, la quinteta mexicana podrá tomar este torneo como una preparación extra antes de enfrentar sus últimos juegos por el pase a China. Jugadores como Alex Pérez, Gabriel Vázquez y Antonio Álvarez tendrán su primera experiencia en un torneo continental con la casaca verde por lo que será fundamental todo lo que puedan aprender, por otro lado los veteranos como Gustavo Ayón y Jorge Gutiérrez deberán mostrar que su mejor momento está por llegar después de lo hecho con sus clubes este año. Igual de importante para Déniz en su primera competición oficial al mando de la selección absoluta donde el partido más aguerrido que tendrá seguramente será ante el vigente campeón República Dominicana para definir al líder del sector, recordando que los dos primeros son los que avanzan a semifinales. Después de la fase de grupos el rival más complicado en teoría es Puerto Rico, por lo que el cruce no sería nada sencillo, así que los 12 Guerreros tienen una inmejorable oportunidad para prepararse y reivindicarse.

Metal obligatorio

Luego del fiasco presentado en casa hace cuatro años por la selección de baloncesto al quedar en quinto lugar del torneo, ahora tiene la obligación de llevar a casa una medalla, ya no digamos la dorada, pero sí una que muestre que el equipo nacional tiene calidad para estar en el podio, no menos. Algo que puede ayudarles es la reducción de participantes a siete para que las posibilidades del combinado nacional aumenten un poco, ya que primero deberán sortear la fase de grupos contra tres rivales: Bahamas, República Dominicana y Cuba, a diferencia de Colombia y Puerto Rico que sólo se medirán entre ellos y a Islas Vírgenes.

Como sea el caso, el basquetbol mexicano merece estar en el medallero este verano y con un nuevo camino para el equipo azteca sería muy alentador para las próximas batallas que le esperan, así que por lo menos la final debe ser el objetivo para estos muchachos que esperan la revancha.

Crecimiento

Como dije anteriormente México debe colgarse una presea por el baloncesto no solo porque lo diga yo o así lo quiera la afición, sino porque el deporte ráfaga realmente ha crecido en los últimos años y triunfar en los Centroamericanos significaría ver transformado el esfuerzo realizado por Iván Déniz y los 12 Guerreros, incluso el del coach Valdeolmillos, en toda una realidad ya que desde aquel preolímpico donde se fracasó, se ha trabajado para que el baloncesto vuelva a las justas importantes y sea protagonista, de ahí el cambio de dirección y de algunos jugadores para que el objetivo se cumpla. Una prueba fehaciente es la victoria obtenida ante Estados Unidos en la eliminatoria rumbo al mundial de China y ahora también en partido de preparación de cara a Barranquilla, algo que unos años atrás difícilmente hubiéramos visto, por lo que el equipo nacional llega en su mejor momento para demostrar que la escuela y el talento mexicano no ha desaparecido de las duelas y reclamar su lugar como uno de los grandes de América.

A continuación el calendario de la quinteta azteca:

29 de julio. Bahamas vs México.

30 de julio. República Dominicana vs México.

31 de julio. Cuba vs México.

1 de agosto. Semifinales.

2 de agosto. Partido por el tercer lugar

3 de agosto. Final.