CALENDARIO.

El rival más fuerte de la división son los Denver Broncos y eso no se discute. Raiders ya los venció y no los volverá a enfrentar hasta el primero de enero del 2017 en lo que será el último duelo de temporada regular. La pregunta es con qué récord podrían llegar ante dicha cita. Y la repuesta, aunque osada, está al alcance, y esta es: sin derrotas.

Texans, Panthers, Bills, Chiefs, Chargers, Colts. Esos son los equipos restantes antes de que Raiders vaya a Mile High. Todas pueden ser victorias presupuestadas, y aunque Buffalo y Kansas también vienen a la alza, no han mostrado la consistencia de Raiders. En cuanto a Colts o Panthers, no se niega el talento, pero son dos equipos que han decepcionado con todo y que apenas Indy dio el campanazo en Lambeau Field. Si comparamos esos juegos con el resto del calendario de los rivales de Oakland, la verdad es que también tienen una ligera ventaja para aprovechar. Dicho de otra forma, Raiders ya dejó atrás lo que parecía la parte más dura de su calendario con duelos contra Atlanta, Santos, Baltimore y los mismos Broncos. El resto de los rivales, apenas van a dicha instancia.

Por ejemplo, Broncos tiene una cita pendiente con Patriotas. La defensiva puede con el paquete, pero está por verse a Trevor Siemian tratando de leer la formación que presenten Belichick y Matt Patricia.

Chargers tiene que verse con los nuevos Dolphins y Panthers. Y aunque tienen equipo para sacar el resultado, su inconsistencia ha sido mayor.

Y en cuanto a Chiefs, tienen dos durísimas visitas consecutivas a Denver y Atlanta. Ello sin mencionar que Alex Smith, quien ya estará de regreso, ha dejado ver que no está bien protegido esta temporada. Nick Foles es buen suplente, pero eso ya es otro tema.

En resumen, un escenario ideal para que Raiders saque la mejor ventaja posible y pueda, incluso, hacerse del título divisional antes de final de temporada.