Las cosas no terminaron muy bien en Chivas el torneo pasado y no han empezado muy bien en este. El técnico, Matías Almeyda, no gana en liga desde que venció al Atlas aquél, ya lejano, once de noviembre, y aunque no ha perdido en la presente campaña, a su equipo le cuesta muchísimo trabajo cerrar los partidos y se ha tenido que conformar con tres empates después de ir ganando los tres partidos.

Con la situación porcentual y el despegue momentáneo del Puebla, el piso se le empieza a mover al estratega argentino y después del empate ante Tigres comenzaron los rumores sobre su supuesto cese, a lo que el técnico contestó que “si los medios comenzaban a hacer una campaña en su contra, muy seguramente lo cesarían”.

Aún con los resultados adversos, aquí están los motivos por los que Matías Almeyda debe seguir al frente del Rebaño Sagrado.