tri

Hoy por hoy, la selección mexicana está viviendo uno de sus peores momentos desde la crisis del 2009 cuando se tuvo que recurrir al vasco de último minuto para que rescatara la eliminatoria. Quizá lo más sorprendente es que el equipo nacional en las eliminatorias no conoce la derrota pero no ha convencido en ningún partido jugado durante 2013 y el vínculo con la afición se siente roto. Los mexicanos ya no confiamos en el Tri, los comentarios que se escuchan en mi oficina por lo menos son “ojalá que no vayamos al Mundial, para que aprendan los jugadores y para no ir a hacer el ridículo”.

La pregunta ya acostumbrada con esta selección mexicana es ¿Quién tiene la culpa de la actual situación? Antes de contestar una pregunta así yo me declaro un simple espectador que ha visto horas y horas de fútbol y además he pateado el balón desde los 5 años. En mi opinión, el sistema de incentivos es el incorrecto que afecta principalmente a los Directivos de la FMF y a los jugadores. Nótese que eso no significa que el Chepo y cuerpo técnico estén libres de culpa ni que estén haciendo un trabajo extraordinario.

¿Por qué los jugadores? En mi opinión cada vez que veo los partidos la sensación que me queda es que los jugadores son unos tibios. La tibieza en una persona es de los peores defectos para mi. Es como el agua tibia, ¿De que sirve? Ni es caliente para hacer un café o un té y no es fría para refrescar, es simplemente tibia. Así en mi opinión los jugadores de la selección, no tienen hambre, no tienen garra, no tienen ganas. Porque el sistema de incentivos que tienen es simplemente llegar a la selección para firmar contratos de publicidad millonarios y que los traten como famosos. ¿Qué ganan los jugadores cuando van a la Selección? Uno podría pensar que el orgullo de portar la camiseta sería suficiente pero no seamos románticos, esto es un negocio. Los jugadores de la selección mayor son todos bien pagados, muchos juegan en Europa y reciben sumas importantes por contratos de patrocinios y estamos hablando de contratos de varios millones de pesos al año. El sueño de ganar un mundial, por favor, ese se les olvida al ver los cheques. Cuánto creen que gana el Chicharito por aparecer en comerciales de Citi, Gillette, etc?

¿Controversial? Háganse la siguiente pregunta, por qué se han conseguido dos campeonatos sub 17 y una medalla de Oro Olímpica pero nada con la selección mayor. ¿Por qué hay mejor infraestructura? Por qué el cuerpo técnico es mejor? Por qué los jugadores son más talentosos? La respuesta es en mi opinión por las condiciones de los jugadores en esos eventos. Los mundiales sub 17 tienen un nivel publicitario muy bajo y además los jugadores aún son amateur – ahí hay pasión. Quien puede olvidar a Carlitos Fierro y sobre todo a la Momia metiendo dos goles dramáticos contra Alemania en el último mundial sub 17, uno donde terminó descalabrado y el otro de Chilena. Quien no se sentía mexicano ese día, porque ese es nuestro carácter, nuestro espíritu. Quién puede olvidar a Oribe Peralta en las Olimpiadas, hasta tuvimos un trend topic #Oribeliever. Y qué tal Gio y Vela en el 2005 vs Brasil? Qué tienen todos esos jugadores en común. Que no eran nadie, que se estaban jugando el orgullo y el futuro y derecho a portar la camiseta. Su incentivo era ganar por orgullo y claro también para darse a conocer y quizá hacer una carrera en el fútbol. Tampoco es de sorprender que el mejor jugador de la Copa Oro en esta edición sea Montes del León, un perfecto desconocido hasta hace poco tiempo en el fútbol mexicano y sin embargo toma el reto de defender la camiseta y se ve que la siente y la vive en cada minuto.

De la Federación Mexicana de Fútbol ni hablemos. Según estadísticas de Transparencia Internacional, Mexico ocupa el lugar # 106 en la lista de corrupción mundial por debajo de más del 70% de nuestro socios comerciales. ¿Qué podemos esperar de la Femexfut? Ellos son los que promueven los contratos de patrocinios de la selección y los partidos en Estados Unidos dónde obtienen ingresos extraordinarios por las presentaciones de la selección – obvio mejor cobrar en dólares. Ellos son los responsables de que los partidos de preparación que se consigan sean contra equipos irrelevantes. Ellos son los que tienen los contratos multimillonarios con el monopolio de las televisoras para explotar los derechos de la selección. Pero y si la selección es de todos, ¿Dónde están los ingresos de la selección? ¿Dónde está la transparencia y la declaración de cuentas? Y de las Televisoras ni hablemos, ellos son los que dan las excusas como el nivel de Concacaf ha ido subiendo y la brecha se ha cerrado…que? La mitad de los países no tienen liga profesional de Fútbol y habría que ver las ligas que existen, la liga de fútbol rápido Rayo en la que jugaba de chico era más profesional que lo que hay en Centroamérica. No señores, se equivocan, el tema es de dinero y de incentivos – no de infraestructura o progreso.

Mi propuesta es que prohiban a la selección y a los jugadores recibir patrocinios durante la eliminatoria del mundial y antes de los torneos importantes. Empezarían a ser más los que como Vela rechazarían las convocatorias y nos representarían aquellos que están dispuestos a sangrar y sudar la camiseta, a dejar la vida en la cancha, tendríamos más Momias, Oribes, etc. Más guerreros y menos Divas.

Realizado por Guillermo Barreto