Betway MX Sports $3000 banners

Una de las contiendas más interesantes de Wrestle Kingdom 13 fue la lucha semifinal (o antepenúltima, si tomamos en cuenta que hubo doble encuentro estelar) entre el gran ídolo de la NJPW, Kazuchika Okada, y el nuevo líder del Bullet Club, Jay White.

El desarrollo del combate, y sobre todo su resultado, nos dio claras señales de que una nueva era está gestándose en NJPW y, aunque parece arriesgada, podemos creerle a una compañía que ya lleva tiempo sin equivocarse groseramente.

¿Jay White es el nuevo elegido de NJPW?

El combate realizado entre Kazuchika Okada y Jay White fue uno de los que más llamó la atención de toda la noche, a pesar de no contar con grandes expectativas previas.

El “Rainmaker” tuvo al público en la palma de su mano durante toda la contienda. Es muy raro ver a un público nipón tan prendido, pues están más acostumbrados a ver las batallas en silencio y, por lo mucho, aplaudir.

Okada los llevó al éxtasis, demostrando al cien por ciento su calidad de ídolo. Refrendó su papel como uno de los principales estandartes de la compañía, dando una batalla perfecta de principio a fin.

Pero ante la sorpresa de todos, Jay White lo derrotó. Toda la arena se quedó en silencio. ¿Cómo es posible que uno de los ídolos máximos haya perdido en el evento más importante de NJPW?

Esto sólo significa una cosa: Jay White está por recibir un empuje importante en la compañía. Días atrás fue reconocido como el nuevo líder del Bullet Club, después de meses de estar acéfala dicha facción.

La victoria de Jay White ante el mismísimo Kazuchika Okada, en uno de los más importantes escenarios de la lucha libre mundial, nos invita a ver al “Switchblade” como una carta importante que no debemos perder de vista.

NJPW no se rasga las vestiduras y apuesta al futuro

Éste es el cuarto relevo que tiene el Bullet Club. Hasta ahora, los dos primeros líderes terminaron yéndose a WWE, gracias al enorme poder económico de esta última.

Cuando se fue Prince Devitt, AJ Styles cayó en el momento indicado para tomar su relevo; pero fue ante la partida de este último que NJPW tuvo que empezar a mover sus piezas sabiamente.

La elección de Kenny Omega sorprendió a varios pues, aunque tuvo una corrida interesante al lado de Kota Ibushi, no parecía tener pasta de ídolo. La historia nos dice otra cosa.

Hoy en día se desata una lucha encarnizada por hacerse de los servicios de Kenny Omega. WWE lo quiere a como dé lugar, pues eso afectaría considerablemente las aspiraciones de All Elite Wrestling (AEW)m quien pensaba que lo tenía en la bolsa y no ha sido así.

En lugar de meterse a una muy cara contienda financieramente hablando, NJPW nuevamente decidió apelar a su visión y ahora apuesta por un elemento joven como Jay White.

¿Está Jay White a la altura de las circunstancias?

Con apenas 26 años de edad, es normal preguntarse si no había mejores opciones para ocupar el trono de los gaijin (luchadores extranjeros que luchan en Japón) que significa ser el líder del Bullet Club.

Jay White es de los pocos gladiadores que puede ufanarse de haber vencido a Kenny Omega y Kazuchika Okada en batallas estelares.

Aunada a su victoria de este 4 de enero, también debemos añadir la batalla titular que tuvo ante Kenny Omega en enero del año pasado, en New Beginning in Sapporo, cuando le arrebató el IWGP United States Championship.

Por si fuera poco, no podemos ignorar su participación en la última edición del G1 Climax, donde obtuvo victorias ante Kazuchika Okada e Hiroshi Tanahashi (campeón del certamen), siendo el único en todo el torneo que pudo vencer a este último.

Definitivamente Jay White tiene los méritos suficientes para ser el nuevo líder del Bullet Club y mantener a NJPW en ojos del público occidental. Hay que estar muy pendientes de él durante los meses que están por venir.