PANTHERS @ SEAHAWKS.

Domingo, 4 de Diciembre – 19:30 hrs.
sherman

Es increíble pero cierto: los espectaculares Panthers de la temporada anterior parece que se quedaron ahí. Hoy el equipo está prácticamente eliminado de playoffs y no les queda más que cerrar dignamente su año. Y eso incluye, claro, derrotar a cuanto rival se les ponga enfrente. Y qué mejor si son los Seahawks y en primetime.

La historia entre estos dos ha sido una de duelos muy parejos. Humillaciones. Y claro, las dos derrotas recientes (una en playoffs) en las que Panthers vengó un yugo que databa desde el 2010. Lamentablemente las cosas parece que han vuelto un poco hacia ese año. Es decir, Carolina lucha por regularidad mientras Seahawks camina con paso firme a postemporada.

El equipo de Ron Rivera dio destellos en Oakland. El núcleo de talento sigue ahí, pero las cosas simplemente no les salen. Es un equipo desconectado, y la mejor prueba está en Greg Olsen tirando pases que el año anterior tomaba hasta con los ojos cerrados. Están pues pagando el agotamiento post-Super Bowl.

Seattle, a pesar de su marca de 7-3-1, está tranquilamente en la punta de una NFC Oeste cuyos tres integrantes restantes no rebasan el .500 de victorias. Y no se ve que eso vaya a cambiar del todo. Es decir, Seattle debe pensar ya en el futuro, y eso es tratar de finalizar con la mejor marca de la Nacional para que la postemporada pase por el Century Link. Se ve casi imposible con Dallas y su única derrota, pero hay que jugar como si nada estuviera escrito, el problema es que ni así Seattle logra levantar por completo. ¿Perder 5-14 contra Tampa Bay? Vaya ridículo más allá de que Bucaneros venga en franca mejoría. No sé si esto sea un mensaje de advertencia para Carroll o un aliciente para otro equipo del Sur como Panteras.

En dicho duelo Russell Wilson pasó para 151 yardas sin anotación y también fue el mejor corredor del equipo con 80 yardas terrestres. Suficiente dicho. Cam viene de un juego de 246 yardas y dos anotaciones. Cifras, a decir, verdad, algo engañosas si vemos las circunstancias de cómo se dio el juego contra Raiders y su perímetro. La defensiva de Seattle es otro nivel. Y quiero creer que una regañiza de Pete Carroll tras lo sucedido contra Tampa sea suficiente para que su ofensiva despierte. Vamos, están en casa.

PRONÓSTICO GURÚ: Panthers 18 – Seahawks. 25