TEXANS @ RAIDERS.

Lunes, 21 de Noviembre, Estadio Azteca desde la CDMX – 19:30 hrs.

¿Es este el juego del año? Para nosotros, los mexicanos, definitivamente. Y para la liga, sin duda es el de la semana. Raiders y Texans, dos serios aspirantes a playoffs de la AFC, se ven las caras en un nuevo escenario internacional para dar un importante paso hacia sus objetivos.

Houston se presentará ante la fanaticada Mexicana con dos victorias consecutivas y una ofensiva que estadísticamente deja mucho que desear, pero que va mejorando lentamente. Sin la gran estrella que todos esperábamos, J.J. Watt, el atractivo será ver a Brock Osweiler (y vaya que lo vamos a ver) y compañía en acción, aunque la defensiva, de gran nivel, no se queda atrás.

Frente a ellos tendrán al equipo consentido de la afición, los Oakland Raiders, quienes vienen de su bye week con tres victorias consecutivas y una ofensiva machacadora que tiene en Derek Carr a su gran estrella. Pero, como toda la temporada, habrá que ver qué defensa se presenta en el Azteca, pues Oakland es un subibaja de condiciones que con todo y monstruos como Khalil Mack, un día aceptan 300 o más yardas y otro se ponen a la altura del campeón vigente. Y Houston ya aprendió a hacer daño.

La verdad es que a pesar de las ausencias, seremos afortunados de ver un gran duelo. Dos equipos que viven un buen momento. Una defensiva de poder contra una ofensiva ídem.

Cantidad de detalles a tomar en cuenta: el estadio, el campo, el clima, la altitud de la Ciudad de México, la afición y la localía “internacional” de Raiders. ¿Serán factor? No lo duden. ¿Para ser un mal juego? De ninguna manera.

El cobijo será para Raiders. Y si Jack Del Rio le ha imprimido arrojo y confianza a su grupo, ya me imagino el sentimiento cuando presencien al apoyo que los miles de aficionados mexicanos les tienen preparados con un Azteca pintado de Negro y Plata.

PRONÓSTICO GURÚ: Texans 24 – Raiders 29.