Héroe: José de Jesús Corona

Cruz Azul puso realmente su invicto en peligro recibiendo al líder y enrachado Monterrey en la cancha del Estadio Azul. Para sorpresa de muchos, la máquina estaba ganando el juego gracias al golazo de Aldrete al ’52, y de ahí, el líder se envalentonó y comenzó a asediar el marco local en busca del empate.

De no ser por la fabulosa tarde de Jesús Corona, me queda claro que ya ni el empate hubiera librado Cruz Azul. De entrada, Corona hizo justicia por su propia mano al tapar un penal dudoso que les marcaron en contra y que hubiera puesto a Rayados al frente temprano, después del gol Azul, éste comenzó a volar de ángulo a ángulo tapando todo lo posible y hasta lo imposible con esa jugada donde realizó atajada tras atajada como un verdadero muro.

El equipo de Jémez sigue invicto y en los puestos de arriba en gran medida por la actuación de José de Jesús Corona.