Tony Sparano dejó de ser entrenador en jefe de los delfines de Miami. Esto fue anunciado por Stephen Ross (Dueño de los Delfines) durante conferencia de prensa el dia de ayer por la tarde.

¿Son buenas o malas noticias?

Sparano terminó sus años en Miami con récord de 29-33 en casi cuatro años y consiguió solamente en su primer año clasificar a los playoffs, donde perdió su encuentro de manera contundente.

Este año tras un pésimo comienzo de 0-7, las alarmas en Miami se prendieron detrás de grandes presiones por parte de la afición exigiendo la renuncia de Sparano,  la situación era incontrolable y el despido de Sparano era solo cuestión de tiempo ya que muchas de las derrotas de los delfines se podían atribuir a pésimas decisiones tomadas durante el transcurro del juego por parte de su entrenador en jefe.

Les respondo lo siguiente, son BUENAS NOTICIAS para los aficionados de Miami, quienes ahora deberán de esperar a ver a quien elige Ross como su nuevo entrenador en jefe, por cierto ya nos dió algunas pistas el día de ayer cuando dijo “Me gustaría encontrar un Don Shula joven” y a la vez también dijo “Obviamente, buscas experiencia. Buscaremos al mejor candidato, un hombre que ya haya estado en las trincheras anteriormente”

¿Quien puede ser el siguiente entrenador en jefe para los delfines? Como buen aficionado a los delfines de Miami que soy, solo espero que el siguiente entrenador salga de la siguiente baraja de nombres: Bill Cowher, Jeff Fisher,  Brian Billick y Jon Gruden. 

Siendo así, y buscando un QB en la primera ronda del siguiente Draft (cosa que no pasa desde 1983 cuando se selección a Dan Marino) la afición de Miami puede soñar con la posibilidad de acceder el proximo año a los playoffs y porque no, luchar por el titulo. Al fin, soñar no cuesta nada amigos.