Los Toronto Raptors se convirtieron la noche del jueves en el primer campeón afuera de Estados Unidos que tiene la NBA y el primer debutante en hacerlo desde los Cleveland Cavaliers en 2016. Y lo hicieron de que manera, derribando a la dinastía de los Warriors que por 5 años dominaron el mundo de la NBA, ganando 3 campeonatos y perdiendo 2.

El año arrancó movido para ellos pues protagonizaron un trade que paró el mundo del baloncesto, el mismo, vaya que rindió frutos.

Repasemos las razones y como los Raptors le dieron el título a toda una nación.

El peso de Kawhi Leonard.

Tiene como carta de presentación el liderar en estos playoffs en puntos, rebotes y asistencias, desde Bird en 1984 que un jugador no lo hacía. Además, en unos playoffs, solamente Jordan y LeBron han anotado más puntos que él al anotar 732 en estos dos meses.

Después de no jugar casi por un año con los Spurs de San Antonio y tener discrepancias con su estado de salud, sabía que las horas en ese equipo estaban contadas y la relación rota con la organización. Los Spurs encontraron en Toronto un buen compañero para el trade pues además llegó DeMar DeRozan, una estrella en el Este y no se fueron con las manos vacías pues era muy probable que Kawhi no volviera a jugar la temporada 2018/2019 y fuera agente libre.

Los resultados están a la vista, Kawhi midió sus minutos en temporada regular, escogió muy bien los partidos en que jugar para cuidarse de la lesión y llegar bien a los playoffs, donde contaba de verdad todo el esfuerzo, y no defraudó. Junto al “Rey” y Kareem Abdul-Jabbar son los únicos jugadores en ganar dos MVPs en finales con equipos distintos.

Leonard se consolidó estos playoffs como el mejor “two way player” de la liga, con el correr de los años ha agregado arsenal a su ofensiva, sobre todo el tiro de tres puntos. Su gran defensa siempre estuvo. Nos quedamos esperando un gran duelo con Kevin Durant en estas finales.

Se cargó a una ciudad cuando lo tenía que hacer, cortó con fortuna en esa canasta ante Philadelphia en el juego 7, pero siempre pidió el balón, se hizo cargo y sabía que podía ser el mejor jugador en un equipo contendiente, y no falló en su primera oportunidad.

La dinastía llegó a su fin

Si hay un equipo que cambió la historia de la liga en los últimos años son los Warriors, sus tiros de 3 y el ritmo rápido en la duela impusieron que se jugará a su manera estos 5 años en toda la NBA, adelantados a ese estilo, lograron 3 campeonatos y llegaron a 5 finales. Pero todo tiene un fin.

Las lesiones, las mismas que les abrieron muchas puertas en este tiempo (como las de Kyrie y Love en el primer campeonato, o la de Kawhi con los Spurs hace 2 años), esta vez fueron fundamentales para su caída. Primero Boogie Cousins arrancando los playoffs y luego la más devastadora en la de Kevin Durant ante los Rockets. Intentó regresar pero sin éxito en una decisión que seguramente traerá repercusiones en muchos sentidos.

Curry no fue suficiente, en el partido 6 también cayó Klay Thompson, parecía que no estaban destinados este año. Un imperio tan imponente sólo pudo caer así, pero la dinastía y esta época quedará grabada para siempre. El último partido en Oracle se fueron con la cabeza arriba, con el orgullo de campeón.

Gran dirección técnica

Es tremendo lo de Masai Ujiri, el directivo nacido en Nigeria es el padre de la criatura y vio todo su trabajo recompensado con este título. Llegó en 2013 luego de ganar el premio a ejecutivo del año con los Nuggets, agarró a los Raptors en plena reconstrucción luego de la salida de Chris Bosh a Miami unos años atrás.

De este equipo, reclutó a Pascal Siakam, Norman Powell y OG Anunoby. Ibaka y Gasol le dieron experiencia y altura, mientras que VanVleet (marcó muy bien a Curry todas las finales) llegó como jugador no seleccionado en el draft en 2016. El liderazgo de Lowry y la experiencia de Danny Green en Finales también se deben de mencionar. Que algunos de esos jugadores de rol aparecieran en momentos importantes como visitantes fueron la diferencia, pues en playoffs, por lo regular aparecen de local, en este caso se fueron 3-0 en Oracale Arena y superaron a los jugadores secundarios de Golden State. Seis jugadores terminaron con doble dígito en puntos por partido en las Finales.

Los Raptores tienen cero jugadores, en este roster, reclutados en la lotería, primera vez que un campeón lo hace. Si Ujiri no es el mejor GM de la NBA en la actualidad, está muy cerca

El coach Nick Nurse (novato) suplantó a Dwane Casey de estupendo trabajo, pero que siempre tuvo en frente a LeBron. Su decisión de cortar su estadía con los Raptors luego de ganar el coach del año fue brava, pero así se hacen los campeones, tomando ese tipo de decisiones y olvidándose del qué dirán. Su disciplina a la defensiva fue fundamental para imponer el ritmo de la serie y no dejar que los Warriors se los llevarán por encima.

Para muestra lo de Kawhi. Un trade arriesgado pues tal vez sólo lo tengan este año, pero que año!, su equipo no perdió prestigio, al contrario, adquirió mística ganadora en playoffs que era justamente lo que les estaba faltando y los resultados están a la vista. Tal vez, el africano imponga una nueva moda en la NBA y los equipos quieran a esa super estrella en renta por un año, un a todo o nada que a él le salió. Será recordado como uno de los mejores trades en la historia.