Betway MX Sports $3000 banners

La Copa del Mundo de Baloncesto FIBA de China 2019, busca un nuevo campeón, siendo esta la primera vez que se celebra en el país asiático, habrá un nuevo sistema de competición que por primera ocasión tendrá 32 equipos y 92 juegos. Veamos quiénes son los candidatos para levantar el trofeo Naismith y convertirse en el nuevo rey del deporte ráfaga.

Australia

Los “Boomers” continúan haciendo historia y sorprendiendo al mundo con sus actuaciones dentro de la duela. Después de haber terminado cuartos en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016, los australianos afrontan el Mundial de China con el objetivo de pelear por el trofeo FIBA y clasificar a Tokio 2020.

Las claves:

Factor anímico

Australia puede presumir ser una de las pocas selecciones que han vencido a un combinado del Team USA compuesto de puras estrellas NBA. Primera vez que el equipo oceánico vence a los norteamericanos y por si fuera poco, le propinaron la primera derrota a Gregg Popovich como entrenador de los estadounidenses y acabaron con el invicto de 13 años del “Dream Team”. Todo esto pasó justo a una semana de arrancar el mundial ¡Vaya envión anímico para el equipo!

Experiencia

Australia es uno de los equipos con promedio de edad más alto en el mundial con una media de 30 años. Jugadores como Andrew Bogut, Aron Baynes y Patty Mills son la guía para los más jóvenes como Jock Landale o Mitch Creek. Si no hay lesiones y se conjugan dentro de la duela como en el amistoso contra Estados Unidos, los australianos pueden reafirmarse como la nueva potencia del baloncesto, algo que ya es una realidad.

Grecia

Los griegos llegan a China con ganas de trascender después de quedarse en cuartos de final del EuroBasket y con la espina clavada de no haber podido superar los octavos de final en las ediciones de los mundiales 2010 y 2014. Pero primero tendrán que superar la fase de grupos viéndose la cara con selecciones del calibre de Brasil y Montenegro.

Claves:

Factor Giannis

Es fácil ser un candidato natural a competir por el título mundial cuando en tu equipo cuentas con el MVP de la mejor liga del mundo de basquetbol llamado Giannis Antetokounmpo. El jugador de los Milwaukee Bucks no solo es la estrella de la quinteta, sino de todo el certamen y llega en un momento inmejorable en su carrera con más experiencia y madurez para ser el guía al éxito de los helénicos.

Los soportes

Obvio el baloncesto es un juego de equipo y Giannis necesitará de toda la ayuda posible en la duela, por ello estará acompañado de jugadores veteranos como Ioannis Bouroussis y Kostas Sloukas, además de jóvenes figuras como Antonis Koniaris y su propio hermano mayor Thanasis Antetokounmpo.

Serbia

Una constante en el basquetbol los últimos años, esa es la selección serbia, que llega con la etiqueta de favorita para erigirse como la nueva autoridad de los aros internacionales.

Sin perder ni un solo juego de preparación rumbo a China, siendo subcampeón del último mundial en España 2014, subcampeón de EuroBasket en 2017 y medalla de plata en Río 2016, esta vez parece ser la vencida para los balcánicos.

Claves:

The Big Three

Los estelares sobre la duela con los que cuenta el equipo serbio son unas verdaderas monstruosidades: Nikola Jokic, Nemanja Bjelica y Boban Marjanovic. Este trío de jugadores NBA asusta a cualquiera que se le ponga en frente, además, por si no fuese suficiente tienen el respaldo de hombres como Bogdan Bogdanovic y Marko Guduric.

Aleksandar Djordjevic

El entrenador de los “Orlovi” tiene la experiencia suficiente en cada una de las competiciones existentes para dirigir al equipo serbio en un sin fin de escenarios que se puedan presentar. Con tres finales perdidas a manos de los estadounidenses, parece haber hallado la fórmula y la convicción para vencerlos como para decir “Si nos volvemos a topar con USA, qué Dios les ayude”.

Estados Unidos

Sí, no es sorpresa y es bien sabido que los norteamericanos son los favoritos para llevarse el mundial, otra vez, pero ¿Por qué, si no traen el mejor plantel y no llegan a tope? La respuesta es más simple de lo que parece: Porque son Estados Unidos y son los mejores jugando al baloncesto, sea donde sea, lleven el equipo que lleven y sea el momento que vivan, la historia los respalda y lo pudimos ver en el Mundial de España 2014 y los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016, donde con una escuadra modesta, sin estrellas consagradas y lejos de ser llamada “Dream Team”, consiguieron el primer lugar superando fácilmente a todos los demás equipos.

Claves:

Dirección Técnica

Quizá el equipo no sea el mejor line up de todos, pero tener a Gregg Popovich y a Steve Kerr como entrenador y asistente respectivamente, es un privilegio que solo en sueños pudimos imaginar tener juntos en el banquillo de alguna quinteta. Así que no importa el rival ni circunstancia, la experiencia y conocimiento de estos dos coaches son la llave del éxito en la quinteta de las barras y las estrellas.

Determinación

Los estadounidenses podrán tener miles de factores a favor, pero si no muestran respeto, madurez y concentración en los partidos con el rival que sea, se pueden llevar otro descalabro histórico como el que recién tuvieron ante la Selección de Australia. Por eso, ante las ausencias de los pesos pesados, es necesario que hombres como Kemba Walker, Harrison Barnes y Donovan Mitchell lleven al siguiente nivel su juego y asuman la responsabilidad que les corresponde a la hora de tomar el balón en los momentos precisos y más complicados del partido. Ya veremos qué lugar de la historia le tocará ocupar a este conjunto.