La fría Columbus

mexico-estadosunidos-jpg-imgw-1280-1280

Algunos piensan que la historia no juega, pero lamentablemente, los fantasmas a veces son caprichosos y terminan por pesar demasiado en la mente de cada futbolista. México jamás ha ganado en el estadio del Columbus Crew, campo que pareciera estar exorcizado contra toda clase de estilos de juego y que la última vez que presenció un duelo eliminatorio entre estos dos rivales, fue aquel 2-0 que envió en llamas al TRI con rumbo a Costa Rica y que puso en la congeladora a Luis Fernando Tena, que viajaba de interino. Si bien en la actualidad hay Técnico hecho y derecho, los últimos meses han sido un verdadero infierno para Osorio, que no verá tregua a menos que los resultados comiencen a darse y tape bocas.

Por lo pronto, se ha apuntado un enorme acierto con respecto a la convocatoria, ya que «están todos los que son», el problema, según sus detractores, radica en la forma en que plantará al equipo, ya que el colombiano tiene sus propias manías con respecto a las posiciones que ocupa cada uno, las cuales, son «atípicas» para algunos jugadores, pero al final, de algo debería servir el trabajo de la semana, ¿o no? Para que se adapten a lo que pide el míster, tampoco es que les esté hablando en otro idioma o que los ponga a jugar con balones de americano, sigue siendo fútbol, además, el hecho de que jueguen en una banda o en otra, a perfil cambiado o no, tampoco debe trastornar tanto su desempeño.

Se ha hablado mucho de que Estados Unidos no presenta su mejor cuadro, que no hay reemplazos para gente de peso como Donovan o Dempsey, que los futbolistas no le entienden a Klinsmann (tema de moda), etc. Al final, este duelo es un «Clásico» y en estos partidos la intensidad y el ambiente provocan que se nivelen las circunstancias, así que más le vale al equipo tricolor no creerse el triunfalismo de cierto sector de la prensa, y salir a ser inteligentes, hay más nivel y capacidad, se tienen más recursos técnicos que los rivales para inclinar el partido, sólo falta paciencia  audacia y claro, no desconcentrarse.

Columbus está casi a cero grados y para el día del partido podría bajar aún más la temperatura y ya ni se diga con el ambiente hostil que se toparán, en especial, con el clima que se vive en Estados Unidos después de las elecciones. ¿Será esta la tumba congelada del proceso de Juan Carlos Osorio? Puede que sí.