Terminó la fase de grupos de la Champions League y con ella la participación de la legión azteca. Veamos qué balance les dejó a los futbolistas mexicanos.

Héctor Herrera

Se hizo costumbre y ojalá siga así. Fue el jugador que disputó más partidos de toda la legión mexicana en el viejo continente y el que más minutos acumuló de sus compañeros en el Porto. Siempre titular indiscutible y capitán de la escuadra.
Ahora con el nivel recuperado y su estado anímico a tope tiene la responsabilidad de conducir a “los dragones” en la ronda de eliminación directa. Toca esperar contra quién jugarán tras el sorteo.

Diego Reyes

Entró de cambió casi al finalizar la segunda parte del duelo frente al Mónaco por decisión técnica, debido a la expulsión de su compañero Felipe. Al menos jugó poco más de medio partido y fue considerado por su entrenador, quien durante toda la fase de grupos lo utilizó de recambio. Dependiendo del rival que les toque en octavos podrá ver participación, pero no será titular. En sí una mala campaña para el defensa mexicano.

Jesús Corona

Entró de cambio para jugar sólo 28 minutos frente al Mónaco donde disparó una vez al arco y trató de mandar centros, no obstante, no apareció directamente en el último gol concretado por “los dragones”. La verdad que esta temporada estuvo apagado entre las lesiones, las fecha FIFA y los problemas personales dieron al traste con el “Tecatito”, sin embargo sabemos de sus capacidades y no dudo que para los octavos de final lo veamos a tono.

Raúl Gudiño

Lo del meta mexicano fue un sueño que era muy complicado se volviera realidad. Fue sentado en la banca desde la jornada cuatro justo cuando se pensaba tomaría la titularidad del APOEL luego de la lesión del portero estelar Waterman. No obstante eso se esfumó con la llegada del español Nauzet Pérez quien atajó las últimas tres jornadas de Champions.
El equipo Chipriota acabó último de su grupo donde sólo pudo rescatar dos puntos, uno de ellos precisamente en el debut de Gudiño frente el Borussia Dortmund, haciendo historia como el primer guardameta mexicano en jugar un partido por “la orejona”.

Raúl Jiménez

Mal y de malas, muy malas para el delantero mexicano que no vio participación en el último duelo de Champions League, en casa, donde confirmaron el pésimo momento que atraviesan las Águilas, ya que cayeron en casa frente al Basel y se fueron sin puntos en esta fase de grupos, siendo el único equipo del torneo en consumar dicha cifra.
Jiménez sólo tuvo oportunidades como titular y como recambio a lo largo de la competición, pero nunca pudo mojar.
Ni modo, a pensar en el siguiente año que lo necesitamos fino y a tope para el mundial.

Miguel Layún

Se quedó en la banca una vez más reafirmando la irregularidad que aún vive con el cuadro lusitano.
Pareciera que Sergio Conceiçao está jugando con él pues el estratega del Porto nunca se decidió en concreto por el mexicano. Ojalá en la liga avance o de lo contrario no podríamos verlo el siguiente año en la vuelta de la Champions.

Héctor Moreno

Qué decir acerca del central azteca con el conjunto romano. Una verdadera tristeza que Moreno no haya jugado ni un solo minuto de fase regular con la Roma. Siempre se quedó en la banca y jamás fue considerado por Di Francesco.
Más claro imposible, Héctor debe salir de Italia cuanto antes y volver a ese nivel que le conocimos con el Español y el PSV.