Su futbol

El caso de Fabián no es raro. Que esté en un gran momento en el futbol alemán, no debería sorprender. Desde que debutó en el futbol profesional con Guadalajara, el joven mostró la calidad y el talento de una futura estrella de la disciplina. Sus casi seis años con el “Rebaño” fueron redituables, con grandes momentos como el liderato del 2008 o la final de Copa Libertadores en el 2010.

Aunque su nivel no fue constante y en ocasiones sólo eran pinceladas de lo que podía hacer en la cancha, eso le bastó para ser considerado elemento de selección nacional en los Juegos Olímpicos Londres 2012, donde consiguió la medalla de oro. En su paso con Cruz Azul tuvo buen nivel que le alcanzó para asistir al Mundial Brasil 2014 e incluso jugó algunos minutos. A su regreso con Chivas en el 2015, Fabián logró el título de Copa y todo indicaba que seguiría con los rojiblancos pero de pronto le llegó la oportunidad de viajar al futbol de Europa.

Por inverosímil que parezca, todo esto atrajo a un viejo conocido de aquellos lares que puso la mirada sobre Marco. Armin Veh, entonces técnico del Eintracht Frankfurt, pidió al jalisciense para su equipo. El técnico alemán gustó una vez más del futbol mexicano que en Pavel Pardo y Ricardo Osorio le dieron éxito cuando dirigió al Stuttgart en 2006.