Como todo buen fanático del deporte blanco, ver a “su majestad” en semifinales es algo que emociona a cualquiera ya que sabemos que Roger no es el mismo de antes, ya que a sus treinta y cinco años de edad, no es lo mismo competir contra las jóvenes promesas de este deporte.

Vamos a adentrarnos en por qué podríamos llegar a pensar que Roger está de regreso.