El equipo nacional comenzó su “moletour” edición 2017, estrenando una nueva plaza, Las Vegas, enfrentando a una Selección de Islandia que viajó con el peor conjunto posible, obviamente, sin las figuras que vimos en la Euro al no ser fecha FIFA y con un cuadro conformado con “los suplentes de los suplentes”, lo cual, ya es mucho decir en un país donde no hay más de 200 futbolistas, ya no digo profesionales. Osorio, previo al juego, trató de convencernos de que le sería útil jugar ante “Iceland”, al final, ¿habrá tenido razón? Veamos qué conclusiones deja el duelo de exhibición

 

Aspecto futbolístico

De lo poco bueno en un partido tan mezquino como el de la noche del martes, hay poco en cuanto a lo positivo con lo que nos podamos quedar, de pronto, la confirmación de jugadores como: Hirving Lozano, Orbelín Pineda o Jürgen Damm a quienes no les pesa la playera y lo mismo les da contra quién estén jugando, siguen siendo los motores de la maquinaria ofensiva de la Selección como lo son en sus respectivos clubes, pensando en ellos, tanto para la Copa de Oro como para futuros procesos mundialistas. Si bien se dio el debut del americanista Edson Álvarez, el juego no dio mucho como para verlo mostrarse como se debe, habrá que esperar a los otros “veintitantos” juegos de exhibición para tener un mejor juicio.

Un aspecto que sí debe preocupar es la ausencia de centros delanteros, la convocatoria de hoy, desnuda la sequía de arietes que renueven la plantilla tricolor cuando los europeos vayan a la baja, por ahora, sólo apareció Alan Pulido, quedando Oribe Peralta fuera de la convocatoria por el duelo de su equipo en Liga, pero de igual manera, el futbolista de América pasa, como otros ofensores aztecas, por un mal momento. Esto es resultado de la sobrepoblación de extranjeros y la poca oportunidad para el talento joven que hay en la Liga MX.

 

Cada vez peores rivales

Hace unos días, escuché a Osorio afirmar que enfrentar a Islandia le ayudaría a poder descifrar a rivales como Nueva Zelanda, rival en Confederaciones, con un equipo que se tira atrás y defiende el marcador, pienso que no había un comparativo más rebuscado para salir del paso, de entrada, porque la “oncena” de Islandia ni siquiera fue un equipo ordenado para defender, ya ni digo del ataque ofensivo, el cual no existió, demostrando el nivel de improvisación que traía este conjunto de futbolistas semiprofesionales. La realidad, es que cualquier equipo armado en CONCACAF o CONMEBOL con sus planteles alternos, hubieran mostrado un nivel más decente o de menos, habrían corrido un poco más atrás del esférico.

 

Nueva “ventana de inversión”

En la FEMEXFUT estarán felices, ya encontraron otra plaza donde seguir sobreexplotando la imagen de la Selección Mexicana, ya que el público de Las Vegas, como en prácticamente todas las sedes, respondó con una buena entrada, la cual, traducida en dólares, será un alivio para una Federación con hambre de ganancias tras el descanso de invierno. A final de cuentas, este aspecto es el único favorecido con estas giras y ya de menos, podemos dar gracias a que ningún jugador salió lesionado, ya que había todos los argumentos para que algo así sucediera, con jugadores no-profesionales y una cancha tan improvisada como el rival.