Hay matrimonios que logran encarnar uniones especiales, y en la NFL, esto no es muy distinto. La “yunta” de “manos”, es una virtud que todo conjunto busca, y en este análisis, buscaremos poner sobre la mesa, a esas parejas de receptores que han hecho ver a las acrobacias, como el “pan de cada día” en los emparrillados. Como dice el dicho: “hasta en los perros, hay razas”.

5. DeAndre Hopkins / Demaryius Thomas (Houston Texans)

Anatómicamente es imposible tener imanes en las manos, pero posiblemente haya un atleta que está cerca de emular sus efectos. Cuando DeAndre Hopkins se muestra en el emparrillado, parece no haber límites físicos en el espacio y tiempo.

Las ocho victorias “al hilo” por parte de los Houston Texans, no se podrían pronunciar sin el “DeAndre”. Este extraordinario receptor, hace parecer lo imposible, en posible. Ya son 1,024 yardas y 8 anotaciones para Hopkins. Que gran aliado tiene Deshaun Watson en este “número 10”.

Por otro lado, una de las transacciones más sonadas sobre la fecha límite para hacer intercambio de jugadores, fue la de Demaryius Thomas. El ex-Bronco, bajó “cabalgando” de las “tierras altas” de Colorado, para reunirse con los Houston Texans en la frontera sur, tras la baja por lesión de Will Fuller.

Thomas estuvo con la franquicia de Denver desde el 2010. Ahora, con tan sólo tres juegos disputados con su nuevo equipo, ya acumula 2 anotaciones.

Estadísticas del “combo” en el 2018:

-Recepciones: 116
-Yardas: 1,525
-Anotaciones: 13

4. Julio Jones / Calvin Ridley (Atlanta Falcons)

La “Torre de Georgia” y el novato de Alabama, vaya combinación. En Atlanta se respiran aires de experiencia y juventud.

Aunque los Atlanta Falcons no están teniendo un año con grandes aspiraciones, lo que ha mantenido a flote este “barco de lesionados”, ha sido su explosiva ofensiva. Matt Ryan está teniendo uno de sus mejores años estadísticamente, y esto, se refleja principalmente en sus receptores.

Julio Jones, es sin lugar a dudas un receptor de “élite”. Actualmente es el líder de la NFL en yardas recibidas, con un total de 1,305. Esta astronómica cifra, arroja un promedio de 118.6 yardas por encuentro. No hay ovoide imposible de atrapar para este “monstruo”.

La juventud también ha dejado su rubrica en el juego aéreo. Calvin Ridley llegó a la liga como la primera selección de los Atlanta Falcons, y décimo sexta global. Sus años con Alabama han quedado atrás, pero no su talento. Ha “levantado el auricular” 8 veces en la “zona prometida”, y acumulado 625 yardas. Una pequeña probada, de lo que se espera sea uno de los mejores receptores en los próximos años, se mostró en la semana 3 ante los New Orleans Saints, cuando Calvin acumuló 146 yardas y tres anotaciones.

Estadísticas del “combo” en el 2018:

-Recepciones: 131
-Yardas: 1,939
-Anotaciones: 11

3. Brandin Cooks / Robert Woods (Los Angeles Rams)

Brandin Cooks y Robert Woods, buscan apoderarse de esos antiguos “espíritus”, que en su momento, hicieron de la ofensiva de los Rams un auténtico circo aéreo.

Entre los años de 1999 y 2001, el ataque de los “carneros” fue denominado “The Greatest Show on Turf”, debido a esa gran capacidad para generarle daño a las defensivas rivales. Entre este intervalo de tiempo, los Rams lideraron la liga en yardas y anotaciones. Vaya espectáculo que se vivía en el America’s Center Dome, cuando la franquicia residía en la ciudad de St. Louis.

Hoy, este dinámico par hollywoodense, pretende ser la calca de Isaac Bruce y Torry Holt. El arrollador “galope” de los Rams esta campaña, podría terminar por sentenciar esta metamorfosis.

Estadísticas del “combo” en el 2018:

-Recepciones: 118
-Yardas: 1,868
-Anotaciones: 7

2. Adam Thielen / Stefon Diggs (Minnesota Vikings)

El “cuerno vikingo” ensordece a los aficionados cada vez que anotan. Adam Thielen y Stefon Diggs, han adoptado la osadía “escandinava” en las gélidas tierras de Minnesota.

De ser tomado en la agencia libre, a convertirse en uno de los receptores más aclamados de la liga, Adam Thielen ha demostrado tener la “madera” necesaria para ser el “blanco” principal en el ataque de los Vikings. Esta temporada, “reencarnó” al “transformer” más aclamado en la historia de la liga, al empatar su marca de partidos consecutivos superando las 100 yardas recibiendo (8). El “megatron”, Calvin Johnson, fue el primero en imponer dicho “arquetipo” en el 2012.

Por su parte, Stefon Diggs grabó su nombre con letras “moradas” la campaña pasada, al orquestar una de las recepciones más insólitas en la historia de la NFL. Con 9 segundos restantes en el reloj, Diggs se escapó 61 yardas a las diagonales mientras el tiempo se consumía, para darle una milagrosa victoria a los Minnesota Vikings ante los New Orleans Saints en la ronda divisional de la NFC, por la mínima.

Estadísticas del “combo” en el 2018:

-Recepciones: 172
-Yardas: 1,928
-Anotaciones: 14

1. Antonio Brown / JuJu Smith-Schuster (Pittsburgh Steelers)

Posiblemente el mejor receptor del último lustro, y la joven “joya” procedente del sur de California, han hecho una mancuerna electrizante en la “ciudad del acero”. Antonio Brown y JuJu Smith-Schuster, completaron la “tabla periódica” de elementos en Pittsburgh. Esta dupla está lista para “fundir” a cualquier secundaria.

Los números de Antonio Brown, simplemente no tienen precedentes. Es el receptor que más yardas y recepciones ha acumulado en un intervalo de cinco años en la historia de la liga. Ahora, buscará “matricular” su sexta temporada con más de 100 recepciones.

En el 2015, Brown registró 1,834 yardas recibiendo, mismas que son la cuarta mayor marca en la historia de la NFL para una temporada. Por su parte, ese mismo año, también consiguió el segundo mayor número de recepciones en una campaña (136). Actualmente, es el líder de la liga en anotaciones (11).

Mientras tanto, JuJu Smith-Schuster ha cimentado su rol en la ofensiva de los Steelers. Es el cuarto receptor en la historia de la NFL, con más yardas antes de cumplir los 25 años de edad (1,972), al igual que el único en tener múltiples anotaciones de 97 yardas o más. Sus 1,055 yardas y 77 recepciones, encabezan al equipo en este 2018.

Estadísticas del “combo” en el 2018:

-Recepciones: 148
-Yardas: 1,929
-Anotaciones: 15