Una de las historias de la semana 1, si no es que la mayor historia, fue lo que le hizo Aaron Rodgers a los Bears el domingo por la noche. Luego de salir en camilla en el segundo cuarto por una lesión en la rodilla, el número 12 regresó para el tercer cuarto y puso un show en Lambeau Field para comandar a su equipo a una remontada de 20 puntos. Cuando sea inducido al salón de la fama, seguro que uno de los partidos que hablará en su discurso será éste.

Y es que Rodgers está en su prime, pero viene de una lesión que lo alejó la temporada pasada, firmo un jugoso contrato que lo hace el jugador mejor pagado de la historia, y haberse lesionado en la semana 1 ante los Bears, en la mayor rivalidad de la NFL y en prime time, hubiera sido la catástrofe. No se sabe cual es la gravedad de la lesión todavía, pero literalmente se le vio en una pierna, en el mejor de los casos, será complicado que esa rodilla cure en un largo tiempo, lo que no quiere decir que no le impida estar en los emparrillados, como el mismo aseguró en la entrevista después del partido.

Es un buen momento, luego de esa gran actuación, de hacer un poco de memoria y ver cuáles han sido sus mejores partidos como profesional. Seguro que de aquí hasta que se retire, habrá que agregar alguno más. Si recuerdan otro más, háganlo saber en los comentarios.

5.- Semana 10 2014, Green Bay 55-14 Chicago.

Está claro que a Rodgers le gusta jugar ante los Bears. En este caso todo lo hizo en un medio, lanzó para 6 TDs y Green Bay se fue con ventaja de 42-0 al medio tiempo. Solamente ocupó de 18 pases completos y un raiting de 145.0. Uno de dos partidos en su carrera con seis anotaciones, rompió varios récords ese día, fue nombrado jugador de la NFC de la semana con apenas un medio jugado. Además, pasó ser el único jugador con 10 TDs en contra de un equipo en una temporada.

4. Semana 16 2011, Green Bay 35-21 Chicago

Uno de los mejores partidos en cuanto a raiting fue este ante Chicago. Los Bears llegaban con marca de 7-7 y peleando por una chance de meterse a playoffs, los 5 TDs de Rodgers acabaron con cualquier esperanza. En cambio, Green Bay acabó la temporada con marca de 15-1, él obtuvo el premio MVP y empezaba a ser el enemigo número 1 de la ciudad de Chicago. El partido además fue un 25 de diciembre, gran regalo para los aficionados de la ciudad de los vientos.

3.-Semana 1 2018, Green Bay 24-23 Chicago

Si algo ha tenido Rodgers a lo largo de su carrera en contra es su tendencia a lesionarse. Para arrancar la temporada 2018 venía de una fuerte lesión en Minnesota y al segundo cuarto parecía de nuevo alejarse un tiempo por el golpe en la rodilla del liniero de Chicago, la narrativa de su carrera pudo haber sido otra si ya no regresaba, sobre todo con el gran contrato que le dieron. Pero en lugar de eso regresó en una pierna, silenció a Khalil Mack que había sido el MVP del partido en el primer medio y conectó a dónde quizo. Los 3 TDs en el último cuarto son una marca personal ahí.

2.- Divisional 2011, Atlanta 21- 48 Green Bay

Y vaya que aprendió, Rodgers volvió a playoffs al año siguiente y para ganarlo todo ante los Steelers en Dallas. Pero antes, tuvo unos grandes playoffs que incluyó la victoria ante los Falcons en la ronda divisional. Solamente falló 5 pases, lanzó para 366 yardas, anotó 3 veces por aire y una por tierra, el raiting de 136.8 es el mejor en su carrera de playoffs. A la siguiente semana vencieron en Chicago en el famoso partido de Cutler lesionado y dos semanas después obtuvo su único Super Bowl. Pero nada como ese partido en Atlanta.

1.- Wild Card 2010, Arizona 51-45 Green Bay.

Aunque perdieron, este fue el partido que puso a Aaron Rodgers en el mapa y silenció a todos los que dudaban si podía con el paquete de Favre. Se puso al tú por tú en un tiroteo con Kurt Warner que en ese momento termina de solventar su leyenda. Con 423 yardas (su marca en playoffs), y 4 anotaciones por aire (empató lo hecho ante Nueva York en 2017 como la mayor cantidad también en playoffs), y una anotación por carrera es uno de los mejores partidos de cualquier QB en playoffs en los últimos 30 años. Lamentablemente, terminó con un fumble suyo y una anotación defensiva de los Cardinals en tiempo extra, pero pareció como que Warner estaba destinado a jugar un Super Bowl más, y el joven Rodgers a aprender de sus errores, con un partido de locos de su parte, claro.