El MVP es uno de los mayores reconocimientos que puede recibir un jugador de la NFL. Sin duda el ganador de este premio debe ser un jugador de élite con una temporada casi perfecta. La edición 2018 tuvo como finalistas a Carson Wentz, Todd Gurley y Tom Brady, siendo este el ganador, pues llevo a su equipo en los hombros hasta el Super Bowl.

Analicemos los candidatos más probables a llevarse este galardón.

Aaron Rodgers

Todo parece indicar que el QB de los Green Bay Packers se llevará el MVP, las probabilidades apuntan a que el regreso de Rodgers dará los suficientes frutos para llevarse este reconocimiento, pero ¿es tan seguro como todos creen? No podemos negar que, si tenemos que apostar al ganador, Aaron es una gran opción. Mi única preocupación es el regreso de la lesión que lo dejó fuera la temporada pasada, ya que otro de los premios que se dan en los NFL Honors es el de Comeback Player of the Year (el mejor jugador que regresa de una lesión) y si Rodgers tiene una buena temporada será candidato a ganar como mínimo este título o el Offensive Player of the Year.

Tom Brady

Brady es una opción que siempre debemos considerar. Para muchos el mejor QB de la historia tiene ya 41 años y sigue impresionando con su manejo de la ofensiva sin importar los jugadores que lo rodeen. Este año será una gran prueba, pues el talento en la ofensiva de los Patriots, sobre todo en sus receptores bajó considerablemente. Pero también es el momento perfecto para que Brady demuestre de una vez por todas que la edad no lo detiene y que debe ser llamado G.O.A.T.

Carson Wentz

Otro gran candidato para llevarse el MVP o el Comeback Player of the Year. Su lesión convirtió a su equipo en el Underdog, etiqueta que los acompañó hasta el Super Bowl. Wentz no jugará el primer partido de la temporada, pero se espera con ansias su regreso, y si logra mantener el ritmo que mostró el año pasado tendrá grandes posibilidades de llevarse el MVP.

David Johnson

David Johnson tuvo una gran temporada en el 2016 para después lastimarse en la primera semana del año pasado. Dicha lesión ocurrió en la muñeca por lo que no hay mucha preocupación sobre la cantidad de trabajo y producción que tendrá esta temporada haciéndolo, como Wentz o Rodgers, candidato del MVP o Comeback Player of the Year como mínimo.

Todd Gurley

Otro finalista del año pasado, muchos querían que Gurley se llevará el galardón, pues era el único de los candidatos que no era un QB. La última vez que un RB se llevó el MVP fue Adrian Peterson por la temporada 2012. Gurley es el motor de la ofensiva de los Rams y teniendo otra temporada como el año pasado lo llevará a ser un fuerte candidato por segundo año consecutivo.

Pronóstico Gurú:

Normalmente cuando un jugador no está rodeado de tanto talento en su equipo, demuestra que es el más valioso, pues, sin ayuda, lleva a su equipo a postemporada o incluso al Super Bowl como lo hizo Brady el año pasado. Pero mi pronóstico es que Brady no se lleva el galardón. Carson Wentz y David Johnson estarán peleando el Comeback Player of the Year y el MVP se irá nada más y nada menos que con Aaron Rodgers.