La División Este de la AFC ha sido dominada por los Patriotas de Nueva Inglaterra en los últimos diez años. Desde el comienzo del nuevo milenio, los de Foxbourgh sólo han dejado dos veces escapar este título. Sin embargo, en la temporada pasada, equipos como los Jets de Nueva York y los Bills de Buffalo han puesto contra las cuerdas a los dirigidos por Bill Bellichick.

Esta división que existe desde 1970, en esta temporada se enfrentará a sus similares de la AFC Sur. En cuanto a la Nacional, se encontrarán con el Este, liderado por San Francisco. Además, cada uno de los equipos tendrá un partido con una franquicia de la AFC Oeste y Norte.

Hay que recordar que la AFC Sur y la NFC Este no son las divisiones más fuertes. Los equipos que ganaron estas tienen problemas con la posición más importante, el mariscal de campo. Los Texans con la incógnita de la salud de Matt Schaub y los Niners, sin saber si el año pasado sólo fue un chispazo de Alex Smith.

New England A pesar de su defensa renqueada en el penúltimo lugar de la liga el año pasado, lograron llegar al “Súper Domingo”. El liderazgo de Tom Brady sigue vigente, pero no será eterno. Ahora, con la incorporación de Chadler Jones y Dont’a Hightower a lado defensivo, esperan mejorar y llegar de nuevo a la antesala del título.

La temporada la abrirán como visitantes ante los Tennessee Titans. Ahí, las incorporaciones del tackle defensivo y ala defensiva, Jonathan Fanene y Trevor Scott, se deben de notar. Esto porque el quarterback Matt Hasselbeck no es móvil y la presión debe de ser fuerte.

En la semana tres enfrentarán al equipo que les corresponde de la AFC Norte, los Baltimore Ravens. En repetición del juego por el campeonato divisional de la temporada pasada. Ante está gran defensiva, el receptor Brandon Lloyd debe de hacer notar su presencia para que Brady pueda lanzar el balón rápidamente.

Agregando a esto, la rivalidad más “Manning-Brady” seguirá vigente a pesar del cambio de equipo del primero. Los Denver Broncos visitarán Foxbourgh apenas en la semana número cinco de la temporada. Dando así, otro capítulo a la saga de estos dos futuros salón de la fama.

Por último, tres de los últimos cinco encuentros de su calendario son en el Gillette Stadium. Sólo dos de ellos son encuentros directos de su división, ante Miami ambos. Por lo tanto, no se esperan menos de diez triunfos para el equipo de Robert Kraft.

Buffalo Uno de los equipos que más dieron que hablar en esta agencia libre. La contratación del ala defensiva, Mario Williams, es un mensaje directo de que intentarán ganar su división y entrar a postemporada, algo que no sucede desde 1999.

El juego de Ryan Fitzpatrick en el primer juego debe de ser casi perfecto. Enfrentando como visitante a los Jets y la defensa que posee al mejor esquinero de la NFL, Darrell Revis. Y su escuadrón defensivo provocar errores en Mark Sánchez.

Al parecer, todo está a disposición de los dirigidos por Chan Gailey. De los encuentros con un solo equipo de otra división, afrontarán a los dos eslabones más débiles, siendo Kansas City y Cleveland en semanas consecutivas.

Conforme avance la temporada, su defensa debe continuar con el trabajo ya realizado la campaña pasada. Además de la incorporación de Williams, el expatriota, Mark Anderson y el linebacker Kirk Morrison deben contribuir a lo ya hecho por Jarius Byrd, Nick Barnett y compañía.

Los de últimos cinco partidos, cuatro los recibirán en el Ralph Wilson Stadium. Además, a las franquicias con las cuales se revolverán en estos, ninguna tuvo un récord mayora 8-8, siendo este los New York Jets. Por estas razones, los Bills buscarán tener un récord ganador y un lugar como comodín en los playoffs.

New York Será una temporada muy difícil para los dirigidos por Rex Ryan. No por calendario o por falta de talento, sino porque Ryan y su equipo se complican solos la vida.

El cuento de hadas de Tim Tebow ha dejado las montañas de Denver y las cambió por los edificios de Nueva York. Con esto, la situación de Mark Sánchez se enmaraña aún más. Porque no cabe duda que Sánchez tiene talento, pero le hace falta lo que a Tebow le sobrá, hambre de triunfar.

Abrirán en el Meadowlands ante los Bills. En este juego nos daremos cuenta que rol tomará el segundo mariscal. Dependiendo de su desempeño, Tebow podría ganarse hasta la titularidad por la presión de la prensa y aficionados sobre el manejo de la franquicia.

Sin embargo, la defensa se reforzó con un liniero defensivo con excelentes condiciones físicas como Quinton Couples. Agregando, la firma del safety La Ron Laudry podría ayudar en el perímetro al All-Pro, Darrell Revis.

En la semana número dos, se dará el encuentro de dos grandes defensivas. Los Steelers recibirán a los Jets y ahí se podría definir el rumbo de la temporada de los de Nueva York.

Las cosas al final de la campaña no se ven fáciles para los de Ryan. De los últimos cinco encuentros, tendrán que viajar en tres ocasiones. Aparte de, se verán las caras con los Bills en el último fin de semana de temporada regular, sabiendo que este partido podría definir al segundo lugar de la división.

Miami El equipo con menos posibilidades de poder lograr algo en esta división son los Dolphins. Además de tener un mariscal de campo novato

como Ryan Tannehill, la falta de talento del lado ofensivo es notable. Ni con la ayuda de David Garrard o Matt Moore saldrán adelante.

El cambio de Brandon Marshall a Chicago muestra que es una franquicia con falta de rumbo. A pesar de esto, Joe Philbin intentará crear un equipo joven y competitivo. La experiencia del receptor Chad Johnson debe ayudar, sino es que se desconcentra primero.

Como se ven las cosas, los de la costa podrían perder sus primeros tres encuentros, ante Texans, Raiders y Jets respectivamente. Agregando a esto, tres de sus últimos cinco partidos son encuentros directos con equipos de su división.

El rumbo de los Dolphins no pinta bien. Su defensa es lo único rescatable, Karlos Dansby, Vontae Davis y Cameron Wake son los pilares de esta. Empero, un lado del equipo no puede soportar tanta falta de talento de parte del otro.

Ganador: New England Patriots