Recién comienza su carrera y el ex Red Raider ya ha acaparado la atención de propios y extraños, a quien lo siguió durante su carrera en Texas Tech no habrá de sorprenderle el interés que ha causado. Mahomes es un espectáculo, un auténtico pistolero que cuando le encuentra la debilidad a la defensiva rival, no desiste y va directamente a la yugular.

Por supuesto, este estilo de juego se debe a la tremenda confianza que tiene en su privilegiado brazo, el cual le permite introducir quirúrgicamente envíos que a la mayoría de los QB’s les resulta imposible siquiera imaginar. Adicional posee una excelente movilidad que le brinda la oportunidad de extender jugadas para encontrar a sus receptores a lo profundo.

Mahomes cayó en la situación idónea para cualquier QB en la clase de 2017. En un equipo repleto de talento, con un sistema aplicado con muchas temporadas de antelación. Sin la necesidad de iniciar su carrera rápido en los emparrillados. Mahomes pudo haber iniciado la temporada pasada sin ningún problema, pero Kansas City sabía que Alex Smith les daba la oportunidad de llegar más lejos en ese año.

ARMAS

Difícil encontrar al día de hoy un equipo con mayores virtudes y variantes a la ofensiva, la velocidad y la explosividad distinguen a esta brillante ofensiva. Tyreek Hill pertenece sin ninguna duda a la elite de los receptores abiertos en la NFL y Travis Kelce compite con Rob Gronkowski por ser el mejor TE de la actualidad.

Adicional le trajeron a Sammy Watkins quien aunque no ha explotado su potencial al máximo, poco a poco lo han estado utilizando con frecuencia y se está convirtiendo en un target constante para Mahomes.

Cabe mencionar que el ataque terrestre de Kansas City también es una fortaleza que descansa en los hombros del joven Kareem Hunt.

ANDY REID

Toda la conjunción de talento e innovaciones de este equipo tienen un personaje principal el cual debe ser reconocido como uno de los mejores HC de la época moderna de la NFL. Andy Reid finalmente tiene al QB que ha deseado durante muchos años, con aptitudes que pueden llevar a su variado y amigable sistema a la cumbre más alta de la NFL. Reid siempre había tenido limitaciones en la posición con jugadores que no estiraban el campo a lo largo o reflejaban lentitud en el procesamiento de las jugadas, Mahomes es antagonista a todo eso.

FUTURO

No perdamos de vista que estamos hablando de un jugador aún en desarrollo, aunque la temporada apenas comienza, Mahomes se ha establecido hasta el momento, a mi juicio, como el MVP de la temporada. Sin embargo, los números que está poniendo sobre la mesa en tres jornadas son insostenibles. Eventualmente tendrá una baja en su nivel y entonces veremos su capacidad para atacar la adversidad. Confío plenamente en el talento de este joven mariscal y no tengo ninguna duda de que estamos hablando de un jugador con un potencial ilimitado que durante los próximos 10 años estará en la conversación como uno de los mejores QB’s de la NFL.

Los equipos de la NFL jamás debieron permitir que Mahomes cayera en los brazos de Andy Reid, es el dúo perfecto, a día de hoy tiene a la defensivas pagando y a Kansas City soñando en grande.