La NFL es la liga de la paridad, siempre hay equipos que no esperábamos en instancias decisivas o que superaron sus expectativas de inicio de temporada. El calendario y el draft la hacen así, un domingo cualquiera, cualquiera le puede ganar a cualquiera. Dos o tres equipos por conferencia que no hicieron playoffs el año anterior, es seguro que al siguiente estén presentes jugando en enero.

Con tanta información a disposición para todos, es complicado encontrar un equipo en verdad sensación. Además, lo hemos visto todo en años recientes, ya es complicado que algo nos sorprenda en el mundo de la NFL.

Analizamos cuatro equipos en esta ocasión, dos por cada conferencia. Al final de la temporada, revisaremos si fueron o no sorpresa.

Chicago Bears

Los Bears hicieron el último movimiento antes de la temporada de NFL que retumbó, movió momios y puede ser hasta cómo vemos el panorama de la NFC. Khalil Mack llegó desde los Raiders por dos picks de primera ronda, con 27 años apenas entrará a su prime y tiene todo para dominar la liga como hace unos años hizo J.J Watt. Seguramente que él y Joey Bosa, Ramsey y Von Miller, dominarán los nombramientos a jugador defensivo del año en temporadas venideras. Los Bears eran un equipo gris, este trade les devolvió un poco de expectativa y esperanza.

Junto a Roquan Smith, Leonard Floyd y Kyle Fuller forman un grupo de jugadores defensivos sólidos; más los veteranos Danny Trevathan y Prince Amukamara, serán una defensiva top 5, ya el año pasado fueron una top 10. Como manda la historia en Chicago.

La duda es en la ofensiva. Mitch Trubisky tiene que demostrar el porqué fue un segundo pick de primera. Se fue antes que Patrick Mahomes y Deshaun Watson en el del 2017, toda la presión estará en él. Sobre todo ahora con un coach de mentalidad ofensiva como Matt Nagy, de gran trabajo en Kansas. Esperan que suceda algo parecido con Goff y McVay en los Rams. Creo que apostarán a la fórmula de los Jags el año pasado: que el QB no nos pierda el partido, y que los corredores Howard y Cohen lleven la carga y controlen el reloj de posesión, además de una defensa oportunista.

Los 6 lugares en la NFC serán la muerte, como en 2017 donde buenos equipos se quedaron afuera de playoffs. Lucharán precisamente con los Vikings o los Packers en su división, y los equipos de la NFC Sur, por ver quien ocupa uno de los wild cards. Complicado pero si arrancan ganando a los Packers el domingo por la noche, pueden soñar.

San Francisco 49ers

El pick más popular cuando hablamos de equipos que pueden ser sensación en este 2018 son los 49ers. Lo visto por Jimmy Garoppolo en pocos partidos la temporada pasa hacen pensar a sus aficionados que encontraron por fin a un QB competente como hace tiempo no tenían. Ganaron sus últimos cinco partidos de la temporada, incluidos los últimos tres ante equipos de playoffs como Titans, Jags y Rams. Jerick McKinon será baja todo el año, había llegado para reforzar ese ataque terrestre pues la estancia de Carlos Hyde ahí se acabó al pasar a los Browns. Serán Alfred Morris y Matt Breida los encargados de quitarle un poco de peso a Jimmy G.

Richard Sherman fue una de las noticias en agencia libre al llegar a la bahía, dejó a Seattle, equipo con el que los 49ers han tenido una buena rivalidad. Se verán las caras ante los Seahawks el domingo por la noche del 2 de diciembre, partido para agendar. DeForest Buckner y Salomon Thomas buscarán presionar al QB. Esperan que Reuben Foster deje atrás sus problemas afuera del campo y sea un factor en el cuerpo de LBs como su talento promete.

Con 5 partidos en prime time, muchos para un equipo que ha sido mediocre en años recientes, hasta la NFL tiene altas expectativas en ellos. El calendario no es fácil a pesar de el mediocre record el año pasado. Será difícil como wild card, pero si los Rams de alguna u otra manera no encuentran química con todas las nuevas adquisiciones y se sabotean solos, los 49ers están listos para tomar la NFC Oeste.

Cincinnati Bengals

Los Bengals traían una racha de 5 apariciones consecutivas en playoffs hasta hace dos años. En 2016 y 2017 no pasó nada con ellos y se esperaba que Marvin Lewis dijera adiós, pero se ha mantenido a pesar de sus constantes fracasos en playoffs. La base de los equipos pasados que hicieron playoffs todavía está, sobre todo en defensiva con Geno Atkins y Carlos Dunlap comandando todo, ambos firmaron extensión de contrato en agosto.

Andy Dalton sigue al mando del equipo, se le vieron buenas cosas en pretemporada, hasta nuevo look. Espera sacarle provecho ahora sí a un WR como John Ross, él y A.J. Green pueden formar una pareja de miedo para cualquier secundaria. Otro talento que espera explotar este año es Joe Mixon, el ex de Oklahoma parece ha dejado sus problemas afuera del campo atrás y está listo para ser top en su posición este año.

A diferencia de la NFC, el Wild Card aquí está más barato. El segundo, sobre todo, puede ser una posibilidad real para los Bengals. Tendrán que ganar algún partido no presupuestado como en Carolina, Atlanta o Kansas, en la primera parte de la temporada

Houston Texans

Decir que los Texans son sorpresa es un poco de trampa pues se espera que vuelvan a playoffs a pesar de estar en una división competida, al igual que los Bengals venían apareciendo ahí en años recientes, pero lesiones los alejaron en 2017. En particular la de Deshaun Watson los mató pues llevaban una buena racha con el QB novato de Clemson. Para muchos, esos partidos que jugó es lo mejor que se le ha visto a un QB novato en la historia de la NFL, incluido uno en Seattle dónde prácticamente jubiló a la «Legion of Boom». DeAndre Hopkins y Will Fuller son un peligro para cualquier defensiva, esta puede ser la ofensiva más explosiva y divertida de ver en toda la liga.

J.J. Watt y Jadeveon Clowney han jugado pocos juntos, la esperanza en Houston es que jueguen una temporada completa y armen una defensiva top 3. Para eso llegó el «Honey Badger», Tyrann Mathieu reforzará la que si a caso es la parte débil de esa defensiva en la secundaria, si logra ser el de los primeros años en Arizona, será imposible para las ofensivas contrarias mover el balón.

Los tres primeros partidos en la conferencia para ellos serán como visitantes, si logran sacar uno, o hasta dos, estarán en buena posición. La sorpresa, por el talento y las expectativas que hay en ellos no es que solamente vuelvan a playoffs, los tengo llegando hasta la final de la AFC. ¿Y por qué no? Representando a la conferencia en su primer super bowl.