Para mí, los jugadores que son denominados como “x factors” (o factores x) son aquellos que están por debajo del radar pero que, al mismo tiempo, tienen la capacidad y el talento para cambiar de forma importante –y en favor de su equipo, evidentemente– el resultado de, en este caso, el máximo encuentro en la NFL.

Por ejemplo, en el Super Bowl LII, el cual fue disputado entre los Philadelphia Eagles y los New England Patriots (franquicia que repite campeonato de la Conferencia Americana por tercer año consecutivo y por cuarta vez en cinco años), un “x factor” para los campeones Eagles fue el corredor (entonces novato) Corey Clement, quien no registró 100 yardas recibiendo y 1 touchdown por aire. Asimismo, pocos esperaban que el egresado de Wisconsin pudiera marcar diferencia en Minneapolis, y así fue.

Para la edición número 53, los Patriots vuelven a estar en el máximo escenario (they’re still here, como insitió el quarterback Tom Brady al empezar los playoffs respondiendo a las críticas sobre los “problemas” que tenía su equipo), mientras que Los Angeles Rams regresan por primera vez al gran partido desde 2002, año en el que cayeron a manos de sí, los de New England.

Por eso mismo, para conocer qué tres jugadores por equipo serán capaces de cambiar el rumbo del partido sin tener nombres como Tom Brady, Sony Michel, Julian Edelman, Dont’a Hightower, Stephon Gillmore; o Jared Goff, Todd Gurley, Brandin Cooks, Aaron Donald, Aqib Talib, es decir, que pocos los tengan en la mira pero que durante el juego estarán hablando de ellos.

New England Patriots

Dos en ofensiva y uno en defensiva. Los Patriots cuentan con menos arsenal en defensa, al tiempo que deberán aprovechar sus momentos en ataque para consumir el tiempo y dañar constantemente a los Rams.

Cordarrelle Patterson

El talento del ex Minnesota Viking y Oakland Raider se refleja de distintas formas. A pesar de ser receptor, es como regresador de patadas y hasta corredor donde se le puede explotar más. Cuando Sony Michel y Rex Burkhead estuvieron lastimados, así como que James White no es tan talentoso produciendo yardas como corredor, los Patriots recurrieron a Patterson para dicha posición. Si bien nunca rebasó las 100 yardas, producía lo suficiente para avanzar (promedió más de 5 yardas por acarreo en la temporada y anotó en una ocasión). Además, no se le va su mejor habilidad que es devolver patadas de kickoff, así que podríamos ver un touchdown de esa magnitud por primera vez en el Super Bowl desde 2014, cuando Percy Harvin anotó así ante los Denver Broncos en la edición XLVIII.

Phillip Dorsett

No produce muchas yardas ni es tan explosivo como Julian Edelman, Chris Hogan o el ausente Josh Gordon, pero sí es capaz de encontrar espacios y alcanzar el touchdown. Anotó ante Los Angeles Chargers (ronda divisional) y los Kansas City Chiefs (campeonato de la AFC) y, con tan sólo cinco recepciones en los playoffs, ha podido registrar 70 yardas y dichas anotaciones. Por lo mismo, Dorsett no será usado de forma constante, pero cuando atrapa balones, puede hacerlo para poner puntos en el marcador.

Duron Harmon

Registró 4 intercepciones en la temporada regular y recuperó un balón suelto. Un ball hawk, con la capacidad de realizar turnovers. Harmon puede ayudar a frenar los pases largos de Jared Goff a Brandin Cooks y Robert Woods. Además, es un tacleador bastante confiable que podría causar algún balón suelto. Evitando a Stephon Gillmore y Devin McCourty (especialistas en cobertura), Goff podría lanzar más a la zona de Harmon. Y ahí es donde puede sorprender a todos.

Los Angeles Rams

Dos defensivos y uno en ataque. Contrario a los Pats, tienen más talento en defensa y estos jugadores pueden marcar diferencia. Asimismo, su ofensiva está cargada por estrellas que han destacado como Gurley, C.J. Anderson (que a pesar de estar desde el final de la temporada regular, ha sido muy explosivo), Robert Woods y el propio Cooks.

Samson Ebukam

Un pass-rusher capaz de encontrar el balón. En el partido con más puntos de la temporada ante los Chiefs en noviembre, el nigeriano fue el héroe pues tuvo una intercepción regresada a touchdown, un fumble que terminó en anotación y una captura. Así como Brandon Graham hace un año le soltó el balón a Tom Brady con la ventaja y poco más de dos minutos por jugar, Ebukam podría realizar una jugada que signifique la sentencia de New England, dependiendo de las circunstancias del juego.

Cory Littleton

Un linebacker multiusos. Habilidades en equipos especiales, más de 120 tacleadas en la temporada (lo cual puede ayudar a frenar el ataque terrestre que generen el novato Sony Michel y Rex Burkhead, así como que puede estar al tanto de James White cuando Tom Brady le lance el balón. Con un touchdown en la temporada que consiguió de una intercepción, también podría esconderse entre los linieros y tomar un pase de Brady en alguna jugada.

Tyler Higbee/Gerald Everett

Más de 600 yardas y 5 touchdowns fueron lo que registraron en la temporada. Asimismo, no han sido muy utilizados por Jared Goff en los playoffs (apenas más de 100 yardas combinadas y sin anotaciones). Sin embargo, en zona roja fue cuando los usó la mayor parte del tiempo y al estar los ojos centrados en Cooks, Woods, el mismo Josh Reynolds –quien también podría destacar como sleeper– y los corredores Gurley y Anderson, los alas cerradas podrían librar marcas de linebackers como Kyle Van Noy y Elandon Roberts y así conseguir jugadas de importancia, como primeros y dieces en terceras oportunidades y/o anotaciones dentro de la yarda 20 rival.