(Photo by Tom Pennington/Getty Images)

Y así, en un abrir y cerrar de ojos, hemos llegado a la Semana 8. Y ello significa mitad de temporada.

Entre innumerables sorpresas, decepciones y malditas lesiones, la impredecible temporada 2017 toca su punto medio sin que realmente haya un equipo dominante o claro favorito.

¿Philadelphia Eagles? Pareciera que efectivamente el conjunto de Pennsylvania es el mejor, pero dejemos eso para dentro de un par de semanas. Hoy toca hablar de las revelaciones, y eso incluye a Buffalo Bills y Houston Texans, quienes engalanan los imperdibles de esta edición junto con una de las rivalidades más clásicas de todo el deporte.

Bienvenidos a una semana que, no lo olviden, se juega una hora antes de lo habitual debido al cambio de horario. Vamos.

RAIDERS @ BILLS.

Domingo, 29 de Octubre – 11:00 hrs.

¿Año de acoplamiento en Buffalo? No señor, no para el head coach Sean McDermott, quien sin grandes contrataciones offseason ni estrellas roba encabezados. Ha construido un equipo que juega efectivo. Buena parte del reconocimiento va también para Leslie Frazier, Coordinador Defensivo, cuyo esquema es de los mejores en puntos aceptados por juego (apenas 16.4) y por tierra.

Con eso le ha alcanzado a Bills para sonados triunfos sobre Atlanta Falcons y Denver Broncos. Y con eso también es suficiente para que sean favoritos ahora que reciben a unos Oakland Raiders que ya no tienen margen de error.

Y es que los Raiders han pasado de ser favoritos en la AFC West a un conjunto inconsistente que levanta sospechas. El regreso de Derek Carr ayudó y, sobre todo, el de Amari Cooper, quien tardó 7 semanas en decir presente, pero al parecer ya despertó. ¿Armas suficientes para vencer a Bills?

De acuerdo a la garra exhibida en ese frenético TNF contra Chiefs, sí. Pero revisando el récord de Bills en casa y el de Raiders en gira, diríamos que no. A menos claro, que la contratación de NaVorro Bowman comience a dar frutos. Creo que puede ser clave y el futuro de Oakland se ve mejor, pero en éste vayámonos con el local.

Pronóstico Gurú: Raiders 21 – Bills 23.

TEXANS @ SEAHAWKS.

Domingo, 29 de Octubre – 14:05 hrs.

¿Cómo es que Tom Savage le ganó la titularidad a Deshaun Watson en pretemporada? Sólo el Coach Bill O’Brien sabrá. Suerte para ellos que Savage no dio el ancho ni en su primer juego y el novato de Clemson tomó las riendas para ya no soltarlas. It’s Watson time. Y vaya que es un deleite verlo en acción. Díganme pues si no es un imperdible ver ese ataque que se ha montado Texans contra una de las defensivas más experimentadas y agresivas de la liga, como es Seattle Seahawks.

Ya en la semana 5 el equipo de Pete Carroll le dio su bienvenida a otro QB joven que también atravesaba una buena racha, como es Jared Goff. Y de paso bajó del cielo al sorprendente ataque de Rams. La misión como locales contra Texans es básicamente la misma.

Seahawks no ha conocido la derrota desde que en la semana tres salieran abatidos de Tennessee. Pareciera que haber enfrentado a un ataque tan versátil como el de Titans fue una lección de la cual Carroll ha sacado cantidad de buenos ajustes. Y hoy más que en toda la temporada deberán emplearlos por nota, pues Houston Texans representa un reto mayor al que suponían en ese momento los apabullantes Titans de Marcus Mariota.

¿Su ventaja? Que la ofensiva ya hizo “click” y Russell Wilson y compañía son tan peligrosos (y también muy similares) como Watson y sus armas. Y dos, el jugador 12; ese que obliga hasta al mismísimo Aaron Rodgers a quemar un tiempo fuera o cometer un error.

Una de las características que más me gusta de Watson son sus lecturas. Nada que ver con las de un novato. Pero la presión del CenturyLink y lo que le va a poner enfrente Carroll son una bestia nueva para él. No dudo que pueda con el paquete, pero sí que le alcance para una victoria.

Pronóstico Gurú: Texans 26 – Seahawks 27

COWBOYS @ REDSKINS.

Domingo, 29 de Octubre – 14:25 hrs.

Si Washington Redskins quiere demostrar que de verdad posee calidad de contendiente, es ahora o nunca. Contra su odiado rival divisional y en casa.

Ganar es urgente, no únicamente por una cuestión moral, sino porque la reciente derrota contra Eagles los empató en la NFC Este justo con el equipo de la estrella solitaria, así que el vencedor de este duelo dará un paso importante en la carrera a postemporada.

El problema para Washington, aparte de esas condiciones, es que su rival trae consigo la estela de dar una paliza a domicilio. A un equipo como 49ers, ok, pero los argumentos de Redskins no apuntan a cambiar el rumbo.

Contra Eagles vimos a un conjunto que, con todo y su buen plantel, una defensa que presiona bien al QB y logra mantenerlos en el marcador, se le acabó el gas contra la movilidad y trucos de Carson Wentz.

Dak Prescott es un poco más de lo mismo. Y por si fuera poco tiene a un Zeke al lado.

Igual no es para otra paliza, pero…

Pronóstico Gurú: Cowboys 30 – Redskins 26.