Semana 10. Qué fuerte se lee eso, pero es verdad; en un abrir y cerrar de ojos hemos rebasado la mitad de una temporada que simplemente no deja de sorprendernos.

Con el cuadro de playoffs tomando forma y catorce equipos por encima del .500, se puede decir que más de la mitad de la liga aspira a postemporada. Y eso hace que varios encuentros comiencen a tomar un sabor de vida o muerte. Esta semana nos instalaremos en la NFC, dónde Redskins se aferra no perderle el paso a Cowboys, mientras que Falcons libra su batalla personal contra la inconsistencia.

¿Será la última llamada para uno de ellos? Es posible, y eso la mayoría de las ocasiones significa buen football. Vamos.

VIKINGS @ REDSKINS

Domingo, 12 de Noviembre – 12:00 hrs (Horario CDMX)

Hay tres equipos cuyo récord me parece algo engañoso. Uno de ellos son los Washington Redskins. No me malinterpreten, el equipo de Jay Gruden juega bien, tiene defensiva, le pone cara a sus rivales y a veces hasta ha dominado, sin embargo, también han corrido con muy buena fortuna y su 4-4 bien podría ser un 3-5.

Sin quitarle mérito a una defensiva que logró contener a Russell Wilson, en la semana 9 esa “suerte” tuvo el nombre de Blair Walsh, kicker de Seahawks, quien con sus tres goles de campo fallados ayudó enormemente a una victoria de Washington. La historia contra Minnesota Vikings promete ser similar, pero no estoy seguro del resultado.

Por extraño que suene, Minnesota no requiere que su QB gane los duelos, a diferencia de los mencionados Seahawks. Lo único que se le pide a Case Keenum es no cometer errores costosos y mover las cadenas. Y ha cumplido. El músculo de Vikings y que hoy los tiene con marca de 6-2 es la fórmula clásica: juego terrestre y defensa.

Por otro lado, las derrotas de Washington han sido justamente contra equipos que sí corren bien el ovoide. Y con una temperatura aproximada de 6 grados, espero ver mucho McKinnon y Murray contra una defensiva que permite 110 yardas por tierra en promedio. Con eso debe alcanzarles.

Pronóstico Gurú: Vikings 24 – Redskins 20.

COWBOYS @ FALCONS

Domingo, 12 de Noviembre – 15:25 hrs

Desde que regresaron de su bye week, Dallas Cowboys no conoce la derrota. Sin importar el nivel del rival, esas tres victorias consecutivas tienen un patrón: Ezekiel Elliot.

El pequeño y espectacular corredor camina en “hielo delgado” en lo que a sus problemas legales se refiere. El fantasma de la suspensión aparece diario y Elliot, consciente de ello, se desquita cada semana. ¿Su última víctima? Kansas City Chiefs. ¿La próxima? Honestamente ya no se sabe. La reinstalación de su castigo va y viene y con ello nuestros picks. Pero este duelo no deja de ser imperdible, así que enfoquémonos en Atlanta.

Y es que el equipo de Dan Quinn podría tener una defensiva decente o un ataque explosivo, pero su terrible inconsistencia no les permite capitalizar ambos aspectos y por lo tanto es difícil verlos como favoritos, así hayan ganado las últimas dos ocasiones que enfrentaron a Dallas. El pase de anotación que inexplicablemente soltó Julio Jones ante Carolina resume perfecto el estado mental de Falcons. Porque vamos, talento les sobra, pero la ejecución es otra historia.

El escenario, su localía, así como los números de la defensiva de Cowboys, ciertamente son una invitación para que Matt Ryan intente una vez más recuperar su “groove”. Es posible que brinde una buena actuación, pero también lo hará Dak Prescott, quien ahora tiene una motivación extra. Sobre todos los factores, repito: inconsistencia de Falcons. Y esa factura les pesa con o sin Ezekiel Elliot enfrente.

Pronóstico Gurú: Cowboys 26 – Falcons 24

PATRIOTS @ BRONCOS

Domingo, 12 de Noviembre – 19:30 hrs

En teoría este duelo tendría que haber sido como playoffs en Noviembre. Y los números ciertamente crean expectativas: la mejor ofensiva aérea contra la cuarta mejor defensiva contra el pase, pero… las circunstancias son muy diferentes, y lo que ha sido una de las mejores rivalidades los últimos años hoy se ve como un duelo de dos equipos que van en sentido opuesto.

La oportunidad para Denver era inmejorable. Con una AFC West abierta y un calendario durísimo, enfrentar a unos Patriotas que “presumen” la peor de defensa contra el pase y en yardas totales, era el aspecto a atacar para llevarse una victoria importantísima. Sin embargo, ¿quién para comandar el daño? ¿Un Osweiler sin ritmo? ¿Un Sanders lesionado? ¿Un Thomas en nivel bajo? No, el ataque actual de Broncos se apoya en nombres como Bennie Fowler y C.J Anderson, pero no son suficiente para meterse en un intercambio de puntos contra Tom Brady ni mucho menos en un duelo de estrategias entre Vance Joseph y Bill Belichick.

La situación con Patriotas es que, sin dar grandes exhibiciones (bueno, exceptuemos a Brady), hoy más que nunca cada hombre “hace su trabajo”. Y con una defensa que levanta muchas dudas, el margen de error es menor y es por ello que la estadística ofensiva de Nueva Inglaterra se ve impresionante.

Ahora, aún con sus múltiples problemas, no creo que la defensiva de Denver permita que este SNF sea “un día de campo”. Von Miller, Shane Ray o Aqib Talib conocen bien a Brady y podrían pasar varios minutos antes de que veamos un dominio claro, pero eventualmente será el ataque de Broncos el que tenga que levantar la mano y repito, no hay material suficiente.

Aquel SNF del 2015 en el que Brock Osweiler sustituyó a Manning por nota y se llevó la victoria se ve lejano. Muy lejano.

Pronóstico Gurú: Patriots 29 – Broncos 20.