Hemos llegado a las instancias definitivas en la campaña de la NFL. La “cardinalidad” de cuatro conjuntos, se mantiene latente de cara a las finales de conferencia. Los Patriots, Chiefs, Saints y Rams, dejarán la “vida” en el emparrillado por un boleto al Super Bowl. ¿Quiénes tendrán la fortuna de pisar “tierra santa” en Atlanta, Georgia?

New England Patriots

El alcanzar su octava final de conferencia de manera consecutiva, sólo ha cimentado aún más la indeleble huella que han dejado en la postemporada. Hasta lo que parece ser la versión más laxa de los “Pats” en los últimos años, está a una victoria de alcanzar su tercer Super Bowl “al hilo”.

Diversas dudas y descalificaciones fueron proyectadas con dirección al funcionamiento del equipo, en gran medida por la aparente falta de talento y el desgaste físico de sus más grandes estrellas. Las constantes lesiones de Rob Gronkowski, parecen haber tomado lo mejor de él esta temporada, y debido a esto, podríamos estar presenciando la última temporada de este histórico ala cerrada.

Por su parte, Julian Edelman no fue tan determinante en la fase regular, y ante la desesperación de encontrar un nuevo “blanco principal” en el juego aéreo, los Patriots pusieron su voto de confianza en Josh Gordon. El enigmático receptor, precedente de los Cleveland Browns, fue un elemento que se extinguió prontamente por una desmejorada lucha ante las sustancias prohibidas. Para el 20 de diciembre se despidió del equipo, dejando un vacío importante al ataque.

Lo impresionante es que, a pesar de todos estos conflictos, el “barco patriótico” continuó “navegando” por las feroces aguas de la NFL, hasta tocar nuevamente las puertas de una antesala por el campeonato.

Con una marca de 11-5, registraron su mayor número de derrotas desde el 2009, lo cual es realmente impresionante, tomando en cuenta que muchos equipos “matarían” por terminar el calendario regular con dicha porción de victorias.

El veterano e inconfundible “dorsal 12” también tuvo problemas al establecer un ya característico depurado juego al ataque durante los 16 partidos regulares, aunque para la Ronda Divisional, la carrocería se volvió a encender frente a Chargers. Un casi perfecto planteamiento ofensivo, produjo un récord en postemporada de 35 puntos en una primera mitad. Tom Brady terminó con 34 de 44 completos para 343 yardas y un pase de anotación, al igual que con su victoria número 28 en los playoffs, lo cual extiende su liderato a 12 frente al segundo en triunfos (Joe Montana). Ha ganado más partidos en estas instancias, que cualquier otro QB.

La gran capacidad del novato corredor, Sony Michael, también rindió frutos frente a los Chargers. Terminó el encuentro con 129 yardas y tres anotaciones.

En términos generales, la ofensiva de los Pats dio una demostración de dominio total ante una defensiva plagada de figuras como la de los Chargers. Buscarán repetir la dosis ante una endeble secundaria de Chiefs, y mantener domada a una de las mejores defensivas atacando al mariscal de campo. Los “cabeza de flecha” terminaron como líderes en capturas la temporada regular.

Mientras tanto, la defensiva de Belichick tendrá como reto frenar a una explosiva ofensiva de “jefes” comandada por el “joven maravilla”, Patrick Mahomes y superar los ensordecedores decibeles que se registran en Arrow Head. Por primera vez desde la final de conferencia del 2016 ante los Steelers, los Patriots no parten como favoritos en las apuestas. ¿Qué piensan?

Kansas City Chiefs

No hay semana desde el inicio de campaña, que no se haya hablado de la gran capacidad de Patrick Mahomes y su “highlight reels”. Del “no look pass”, hasta las impresionantes conexiones que ha tenido en momentos clave, como la que logró con Tyreek Hill ante los Denver Broncos lanzando con el brazo izquierdo, han maravillado al ojo humano.

Con 50 pases de anotación, “Pat” se convirtió en el tercer mariscal de campo en la historia de la liga en subirse al “quito escalón” de dardos a las diagonales, uniéndose a una selecta categoría en donde yacen los nombres de Peyton Manning y Tom Brady. También, es el segundo pasador en combinar dicha suma de touchdowns, con un registro de más de 5,000 yardas, siendo el “Sherif” Manning, el único otro en lograrlo en la campaña del 2013.

Su invaluable “felino”, Tyreek Hill, ataca el emparrillado como un Cheetah en el Serengeti. La rapidez de este receptor no tiene precedentes en la liga. Con 1, 479 yardas y 12 anotaciones, es el elemento más letal en el campo abierto para los Chiefs. Por otro lado, Travis Kelce ha sido el complemento principal al ataque, y comparte este gran protagonismo con Hill. Sus 1336 yardas, son la segunda mayor cantidad recolectada por un ala cerrada en la historia de la liga en una temporada, y las 10 “llamadas” que recibió en las diagonales, tan sólo se colocaron por detrás de Eric Ebron esta campaña en la posición.

La baja del equipo de Kareem Hunt por violencia doméstica, encriptó temor en el desenvolvimiento del juego terrestre a futuro, pero Damien Williams ha sido un digno heredero en la posición, y esto lo reafirmó ante los Colts en la ronda divisional. Fueron 25 acarreos para 129 yardas y una anotación lo que aportó este “ex delfín”, en lo que fue la primera victoria de los Chiefs en casa por más de 25 años. La última vez que los “cabeza de flecha” se habían alzado ante su afición, fue el 8 de enero de 1994, cuando Joe Montana lideró una victoria en los tiempos extra ante los Pittsburgh Steelers.

Del lado defensivo del balón, los Chiefs se encuentran con un contraste en la descomposición del aparato defensivo. En la frontal, tienen hombres de alto talento, que han logrado acosar a los mariscales de campo con gran efectividad. Estos “depredadores” llevan el nombre de Dee Ford, Justin Houston y Chris Jones, este último, siendo el líder de capturas del equipo. Jones, también estableció la marca histórica de partidos consecutivos registrando al menos un “sack”, con once, y los Chiefs terminaron como lideres en este departamento con un total de 52.

Mientras tanto, la secundaria ha tenido serios problemas defendiendo el pase, y terminaron la temporada regular como la segunda peor en yardas permitidas.

La clave del éxito para los Chiefs, será mantener incómodo a Tom Brady en la bolsa de protección, evitar que se desprenda con rapidez del ovoide y que conecte con sus corredores, y por supuesto, respaldarse de su talento ofensivo.

Pronóstico

En tres de los últimos cuatro encuentros entre estos dos equipos, los Chiefs han conseguido anotar más de 40 puntos, siendo dos de estos, con Alex Smith tras el centro. Con un Patrick Mahomes como el principal candidato al MVP de la campaña, en conjunto con todas las piezas mencionadas a la ofensiva, harán muy complicada la tarea para Bill Belichick de frenar este convoy, y a Tom Brady de seguirles el paso en la pizarra. Veo difícil que los Patriots puedan tener un juego tan completo como el que mostraron frente a los Chargers, debido a que ante estos, tuvieron dos semanas de preparación y la ventaja de locales.

Pronóstico Gurú: Chiefs

New Orleans Saints

De la mano de su recién “festejado” mariscal de campo, los New Orleans Saints buscarán representar a la Conferencia Nacional en el Super Bowl. Drew Brees cumplió 40 años de edad el pasado 15 de enero, y vaya que sería un fantástico regalo para el veterano, el poder guiar nuevamente a los Saints al super domingo.

Ha sido un año lleno de marcas para Drew Brees. En la presente temporada, logró convertirse en el mariscal de campo con más pases completos y yardas en la historia de la liga, al igual que en el cuarto pasador en superar los 500 pases de anotación. Con 520 conectados, está a tan sólo 19 de alcanzar a Peyton Manning en la cima anotadora.

La producción ofensiva de los Saints, ha sido de las mejores en la liga, y su arrollador paso fue más que vistoso durante las primeras once semanas de campaña, al promediar 38 puntos por encuentro, pero desde el descalabro sufrido ante los Dallas Cowboys en la semana 13, ha aquejado una baja en la pizarra, que se refleja en un promedio de 19 puntos por encuentro a partir de esa fecha.

Brees encuentra en Michael Thomas, a su principal blanco al ataque. Con un total de 125 recepciones, lideró a la liga en este departamento e impuso récord para la franquicia. El segundo jugador con más recepciones para el equipo, fue su corredor Alvin Kamara con un total de 81. Lo preocupante es que en la posición de receptor abierto, el siguiente elemento más productivo es Tre’Quan Smith, con tan sólo 28 recepciones.

Al tan sólo permitir 80.2 yardas terrestres por partido, los Saints cerraron el calendario como la segunda defensiva más productiva en este rubro, aunque frente al pase, terminaron como la cuarta peor, al permitir 268.9 yardas aéreas en promedio. Con 49 capturas, son la quinta más temida en la caza de quarterbacks.

La localía en las tierras “vudús”, también juega un rol fundamental a favor de los Saints. Desde la llegada de Sean Payton en el 2006, los de Louisiana tienen una perfecta marca de 6-0 en el domo. Lo más cerca que estuvieron de caer, fue ante las Philadelphia Eagles en la serie divisional. Un déficit de 14 puntos, los mantuvo conmocionados durante gran parte del encuentro, aunque una réplica de 20 puntos sin respuesta, terminaron por concretar su regreso más grande en postemporada.

Los Angeles Rams

“The Greatest Show on Surf” anhela con montarse a la “ola de la victoria” en el Mercedes-Benz Superdome. Los pupilos de Sean McVay están a tan sólo una “cornada” de envestir el Super Bowl en su segundo año de mandato.

La contratación de C.J. Anderson fue fantástica para el conjunto californiano, ya que no sólo le permitió a Todd Gurley descansar y recuperarse de su lesión en la rodilla, sino que ahora tienen a dos corredores sumamente capaces en el “back field”. Ante los Dallas Cowboys, estas dos “estrellas” grabaron su nombre en el paseo de la fama, mientras dejaban sembrados a los defensivos tejanos. Terminaron el encuentro con 238 yardas combinadas y tres anotaciones.

La ofensiva “carnera” terminó la campaña como la segunda en puntos anotados y yardas recolectadas, al igual que como la quinta por la vía aérea y tercera por tierra.

Del lado defensivo, la figura de Aaron Donald flota por encima de las demás, y por segundo año consecutivo, podría ser nombrado el Jugador Defensivo del Año. Sus 20.5 capturas impusieron récord para un tacle defensivo, y terminaron como el mayor número en la liga.

El regreso de la lista de lesionados de Aqib Talib, pretende interrumpir la alta producción de Michael Thomas en el ataque de los Saints.

Mientras tanto, Jared Goff, Robert Woods y Brandin Cooks, buscarán aprovecharse de la porosa secundaria de los Saints.

Pronóstico

La localía y los aires de magia que se respiran en el domo, han potencializado la capacidad de los Saints para ganar partidos decisivos en momentos de alta tensión. El invicto en postemporada desde la llegada de Sean Payton, reafirman la teoría del vudú, y parece ser que los rivales salen embrujados de dicho recinto. Para Sean McVay y los Rams, será un juego de revancha, y creo que tienen la ventaja de que ya visitaron en temporada regular a New Orleans. Todo hechizo, suele tener un antídoto, y en esta ocasión me parece será la cornamenta de los Rams. Considero que, en todas sus fases, hoy el equipo angelino vive un mejor momento.

Pronóstico Gurú: Rams.