La NFL es la liga de la paridad (aunque nadie ha podido acabar por completo con el reinado de Belichick y Brady), pero por lo general se espera que múltiples equipos compitan por el trofeo Vince Lombardi. Algo que no pasa, por ejemplo, en algunas ligas de futbol en Europa o en la NBA.

Esa paridad provoca que no se repitan tanto equipos año tras año en playoffs. Lesiones, suspensiones y conformismo pueden ser las razones. En el 2016 no llegaron a los playoffs: Bills, Vikings, Eagles, Rams, Panthers, Saints, Titans y Jags, y en el 2017 si.

En el 2017 no hicieron playoffs: Cowboys, Bears, Seahawks, Colts, Texans, Ravens y Chargers, pero el año pasado si.

Estos 4 equipos son los que más tienen posibilidades de volver a jugar en enero para un servidor.

*entre paréntesis el récord en 2018

Pittsburgh Steelers (9-6-1)

Los Steelers cortaron una racha de 4 temporadas haciendo playoffs, y es que con tus dos mejores jugadores siendo «drama queens» era muy difícil. Le’Veon Bell directamente no jugó al no llegar a un acuerdo por un nuevo contrato y pasó a los Jets. Antonio Brown tuvo dimes y diretes con Big Ben hasta que todo explotó en la última semana de la temporada dónde ni se presentó a jugar el partido que definía si iban a playoffs o no.

Ya sin Brown y Bell, es el momento de jóvenes como James Conner y JuJu Smith-Schuster de que den ese paso al frente y sean los próximos referentes de la ofensiva junto a Roethlisberger. El draft fue muy enfocado a la defensiva, como marca su historia.

La temporada pasada arrancaron 7-2-1, casi imposible perderse los playoffs, y pasó. Esperan que este año se respiren aires más tranquilos, y vuelvan a dominar el norte de la AFC.

Green Bay Packers (6-9-1)

Otra franquicia histórica que tuvo problemas afuera del emparrillado y se hizo raro verlos sin playoffs. En su caso, fue el segundo año en fila que ocurrió, lo que causó el despido de Mike McCarthy.

Raro, sobre todo, porque en su roster todavía está Aaron Rodgers, el que para muchos es el mejor QB de su generación. Rodgers en 2018 tuvo récord en pases lanzados a la banda, en un claro ejemplo de que no estaba de acuerdo con los llamados de su coach. Él, por supuesto, sobrevivió.

Su nuevo entrenador en jefe es Matt LaFleur, de poca experiencia, pero sobre todo, pocos resultados con los Titans, parece que se priorizó alguien con el que Rodgers no chocara, al no tener mucho camino recorrido, es poco probable que le levante la voz al número 12. Tiene la buena de ser del árbol de McVay

El jugador a seguir es Davante Adams, del número 17 se esperan muchas cosas, y es probable que al final de la temporada terminemos hablando de él a la misma altura de DeAndre Hopkins o Julio Jones. A la defensiva llegaron los linebackers Smith’s, Preston y Za’Darius, de los Redskins y Ravens respectivamente. Sus primeras dos selecciones fueron a la defensiva destacando lo de Rashan Gary, les dará presionar al QB contrario por afuera.

Es obligación para los Packers volver a playoffs, y desde el inicio tendrán una dura prueba cuando jueguen el clásico ante los Bears.

Cleveland Browns (7-8-1)

El récord es todo un suceso para una franquicia perdedora como Cleveland. 4 jugadores al pro bowl y 2 all pros es el cielo para ellos. Pero es momento de que vuelvan a playoffs por primera vez desde 2002.

¿Por dónde empezar? Por el QB sensación que no defraudó a su hype cuando fue drafteado en el caso de Baker Mayfield. Desde que agarró las riendas todo fue miel sobre hojuelas para ellos. Sus 27 touchdowns son récord para un novato, superando los 26 de un tal Peyton Manning.

O tal vez debamos voltear a Odell Beckham Jr. El QB ex Giants llegó a The Land luego de años frustrados en NY. A su lado estará Jarvis Landry, se reencontrarán luego de compartir universidad en LSU, podría ser el WR1 en muchos equipos, y esa dupla, la mejor de la liga.

Talento sobra en los Browns, no hablamos de Nick Chubb, Kareem Hunt, David Njoku, Myles Garrett, Olivier Vernon y Denzel Ward. La única manera de que no hagan playoffs es de que ellos mismos se pongan el pie, de otra manera, serán el equipo más entretenido de ver en la NFL.

Jacksonville Jaguars (5-11)

Cuando parecía que por fin los Jags salían de ser un equipo perdedor, al tener por momentos en la palma de su mano a los Pats en New England en la final de la AFC, volvieron a ser el mismo equipo mediocre el año pasado y dieron varios pasos hacía atrás.

En ese partido ante los Pats, quedó confirmado que el chivo expiatorio era Blake Bortles, pero por su temporada regular se ganó el derecho de repetir en 2018, con los resultados que ya sabemos. Para eso vino Nick Foles, un MVP de Super Bowl que siempre ha tenido problemas para ser el número 1 en un equipo. Si lo logra hacer en Jacksonville, tal vez hasta un lugar en el salón de la fama esté en discusión. Así de bueno fue lo suyo dos playoffs consecutivos con Phila.

A la defensiva todavía sigue la base de hace 2 años. Myles Jack, Calais Campbell, Yannick Ngakoue, A.J Bouye y Jalen Ramsey no se han ido a ningún lado. Nunca recibieron ayuda de su ofensiva y hasta pareció en algunos momentos que estaban listos para dar la vuelta a la página con Bortles y el otro lado del balón

La diferencia la tendrá que hacer Leonard Fournette, si el RB se mantiene sano, y se enfoca en ser disciplinado y ayudar a su equipo en el emparrillado, puede ser uno de los mejores en la liga en su posición. Esperan el regreso en algún momento de Marqise Lee, de Dede Westbrook se espera tenga una temporada breakout.

En los Colts no se sabe si Andrew Luck arrancará la temporada, los Titans con Mariota no van a ningún lado. Los Texans serán su rival pero tienen la velocidad idónea a la defensiva para contener a alguien como Deshaun Watson. No descarto 2 equipos de la AFC Sur en playoffs, los Jaguars tienen una buena oportunidad de ser uno de ellos.