Me cuesta trabajo pensar en un QB con mayores adversidades de las que ha tenido que enfrentar Brees en su estadía en la NFL. El ex-Purdue entró a la liga con cuestionamientos acerca de su tamaño, puesto que no cumplía siquiera con el promedio de estatura del resto de los QB’s. Temprano en su carrera, perteneciendo a los Chargers, sufrió una lesión de hombro en la cual se puso en duda si podría retornar algún día al campo.

NEW ORLEANS

Su aún HC, Sean Payton, fue el único que confío plenamente en las habilidades de Brees y hoy vemos que se ha convertido quizás en la mejor adquisición vía agencia libre de la historia de la NFL. Por supuesto, Payton ha tenido mucho que ver en el éxito de la carrera de Brees, es un brillante diseñador de jugadas, un conocedor absoluto del deporte y un excelente “play-caller”.

Brees no posee el mejor brazo ni tampoco tiene una habilidad atlética llamativa. Su éxito radica en el juego mental, a estas alturas de su carrera difícilmente se verá comprometido o confundido con lo que la defensa rival le muestra, lo ha visto todo. Brees tiene la mejor anticipación en la liga y un juego de pies espectacular, que le permite ser preciso en cualquier envío, aunado a un total manejo de la bolsa de protección.

Durante grandes lapsos de su carrera, New Orleans falló para formar un equipo competitivo en el cual se pudieran ver resultados inmediatos. Es bien sabido, que los Saints han tenido por una década una excelente ofensiva, pero para ser exitoso en esta liga debes tener un balance en ambos lados del balón y la defensa fue por un periodo de tiempo muy prolongado la peor en la NFL. Hoy en día han conformado un equipo interesante y con él al frente, pueden ser un equipo muy peligroso.

COMPARACIÓN

Es cierto que la NFL ha optado por modificar el juego de tal forma que las ofensivas sean dominantes y existan juegos de muchos puntos, pero Brees ya lo hacía con anterioridad. Es difícil comparar épocas en las que el juego cambia en demasía, pero me parece que hoy en día, los mariscales, aún con la protección que se les da, se enfrentan a defensivas más complejas, coberturas nuevas, y Brees ha sabido adaptarse año con año para mantener un nivel espectacular.

En una liga donde normalmente se evalúa al QB con relación a los Super Bowls que ha conquistado su equipo, me parece que ya es tiempo de entender que el QB es un factor muy importante, pero ese objetivo tiene que estar acompañado de un cúmulo de factores que no están en sus manos.

¿TOP 5?

Brees, en mi opinión, siempre ha estado subestimado. Ha enaltecido la posición, siendo un ejemplo dentro y fuera del terreno de juego, moldeando su juego hasta llegar al más alto nivel y mantenerse durante muchos años.

Honestamente me gustaría verlo en el Super Bowl esta temporada y no tengo ninguna duda de que Drew Brees pertenece al top 5 de la historia en la posición de QB.