La liga poco a poco se ha inclinado hacia el espectáculo, la fantasía y la emoción de una buena ofensiva. El premio al jugador más valioso de la temporada ha sido entregado acorde a lo previamente mencionado. Los QB’s son los principales candidatos a ganarlo y aunque normalmente pensaríamos en Patrick Mahomes, Aaron Rodgers, Russell Wilson o Deshaun Watson, por nombrar algunos, como principales candidatos a ganarlo. Veamos quiénes podrían llevarse el premio al MVP y no les prestamos la atención suficiente:

KYLER MURRAY

Entendiendo que el espectáculo suma muchos puntos para ser considerado en esta pugna. Kyler Murray es el paquete completo. Juega en un sistema que aborda en su totalidad las habilidades del QB, una movilidad como ningún otro, un temple fantástico en la bolsa de protección, un brazo espectacular y una explosión en sus piernas que pone a temblar a cualquier coordinador defensivo que enfrente.

Durante su carrera tanto preparatoria como universidad, Kyler ha demostrado ser un ganador nato. Y en su segundo año en la NFL, debemos esperar lo mismo. Una vez acoplado a la velocidad de la NFL su techo es ilimitado.

Arizona es un equipo que está en proceso de reconstrucción, pero el talento de Murray y la innovación ofensiva que imprime Kliff Kingsbury podrían adelantar ese proceso e involucrarse como una de las mejores ofensivas de la NFL. Lo anterior siempre y cuando el GM Steve Keim logre rodear a su QB con más talento en la línea ofensiva y en su cuerpo de receptores.

MATT RYAN

Ryan ya ha ganado este galardón, sin embargo, es raro verlo en las conversaciones por el premio con frecuencia. Atlanta ha decepcionado últimamente y eso los aleja de los reflectores, pero Ryan se sigue manteniendo a un nivel muy alto en la posición. Tiene muy buenas armas en Julio Jones y Calvin Ridley, y su línea ofensiva debería dar un paso al frente con respecto a la temporada anterior en la que dejaron mucho que desear. El RT Kaleb McGary y el RG Chris Lindstrom entran a su segunda temporada y deberán solidificar ese costado derecho de la línea para prosperar en ofensiva.

Sabiendo que el staff de coacheo se encuentra en la silla caliente, Ryan podría salvarlos con una temporada brillante y llevarlos a jugar cosas importantes en Enero. No perdamos de vista a «Matty Ice» como candidato a repetir su fantástica temporada del 2016.

DREW LOCK

Si hablamos de un QB de la AFC West, seguramente todos pensarían en Patrick Mahomes. Y aunque es uno de los favoritos para ganar este premio en repetidas ocasiones durante los próximos 15 años, en esta ocasión estamos hablando de otro QB, Drew Lock.

Los Denver Broncos están enamorados con lo que mostró su joven QB y confían tener en él al mariscal franquicia que tanto han buscado. Lock tiene una movilidad subestimada y uno de los brazos más potentes de la liga. Reunirlo con el nuevo coordinador ofensivo Pat Shurmur suena como una idea alentadora, ya que aunque a Shurmur no le fue bien como HC de los Giants, ha sido un excelente coordinador en repetidas ocasiones, principalmente con los Minnesota Vikings, llevando a Case Keenum a un nivel que seguramente no le volveremos a ver. La diferencia en este caso es que Lock tiene muchísimo más talento que Keenum y su futuro es muy prometedor.

Con un excelente juego terrestre, Denver posee las armas necesarias para su joven QB y redondear su roster con un WR que estire a la defensiva a lo profundo y un OT que le ponga presión al actual LT Garett Bolles puede llevar a Lock a convertirse en un serio candidato para competir por este premio, y establecerse como uno de los mejores QB’s de la liga.