Luego de vencer a los Pacers de Indiana en un inesperado séptimo juego, el Heat de Miami se enfrentará en las finales 2013 de la NBA con los Spurs de San Antonio, quienes barrieron a los Grizzlies de Memphis en la final de la conferencia del Oeste. Por la forma de juego de ambos equipos, se puede decir que esta final será un duelo entre dos maneras diferentes de jugar basquetbol. Una al estilo NBA con Miami, y la otra al estilo FIBA con San Antonio. Por tener la localia de la serie, el Heat puede considerarse como favorito, aunque los Spurs atraviesan un gran momento. A continuación conoce las principales ventajas que tienen los dos conjuntos.

Da click en MAS para iniciar la diapositiva

SPURS: Duncan, Parker y Manu

El veterano Tim Duncan está pasando por uno de los mejores momentos en su trayectoria. Durante los play-offs, promedió 17.8 puntos y nueve rebotes por juego. Duncan ha estado presente en los cuatro títulos que tienen los Spurs. Su experiencia será clave para que San Antonio pueda ganar algún partido de visitante y aspirar al anillo.

El francés Tony Parker está on fire. En la serie donde el conjunto texano se impuso a Los Angeles Lakers, Golden State y Memphis, Parker promedió 23 puntos por juego, casi cuatro rebotes y siete asistencias. En el último juego contra los Grizzlies, tuvo su mejor partido en esta postemporada, al encestar 37 puntos.

Por su parte, el argentino Manu Ginobilli está registrando 11.5 puntos, cinco asistencias y cuatro rebotes en los play-offs. Los Spurs necesitan de su aporte para que logren su objetivo.

Entrenador:Gregg Popovich

Popovich representa toda una institución en los Spurs. Gracias a su trabajo desde el banquillo, los Spurs han ganado los cuatro campeonatos de la NBA que tienen en su historia (1999, 2003, 2005 y 2007). Además, fue nombrado mejor entrenador del año en 2003 y 2012. También logró que los Spurs consiguieran el mejor récord en la historia del equipo, con una marca de 63-19, en 2006.

Sin embargo, lo más importante es que el entrenador ha establecido una forma de juego colectivo que identifica al conjunto texano. Su trabajo ha sido esencial para que jugadores como Kawhi Leonard registre un promedio en esta postemporada de 13 puntos y ocho rebotes por juego, en su segunda temporada como profesional. Lo mismo ha hecho con Dany Green, quien promedio casi diez puntos por juego, y Tiago Splitter, con 6.8 puntos y casi cuatro rebotes.

HEAT: James, Wade y Bosh

LeBron James está promediando 26.2 puntos por juego en los play-offs. Además, 7.3 rebotes y 6.4 asistencias. En esta postemporada tiene un .514% en tiros de campo. En el séptimo partido contra Indiana, encestó 32 puntos que fueron claves para la victoria de su equipo. En esta temporada recibió su cuarto MVP. Fue elegido dentro del equipo ideal en la primera posición. Por si fuera poco, quedó en segundo lugar en las votaciones para el jugador defensivo del año.

Aunque Dwyane Wade ha tenido uno de sus más bajos promedios en postemporada, 14.1 puntos, casi cinco rebotes y cinco asistencias, en el último partido contra los Pacers, demostró que, a pesar de sus lesiones en las rodillas, es un jugador que sabe jugar en los momentos decisivos para su equipo.

Chris Bosh aportó menos de lo que se esperaba en las finales de conferencia, pues solamente promedió en esa serie, 11 puntos y 4.3 rebotes. Su porcentaje de tiro tampoco estuvo fino, apenas .377%. Si el Heat quiere el bicampeonato, Bosh deberá ajustar la mirada y apoyar al equipo en la defensa y en el ataque, sobre todo en los triples, ya que por lo menos siempre encesta un tiro de larga distancia.

Entrenador: Eric Spoelstra

Desde el 2008, Eric Spoelstra es el entrenador del Heat, luego de haber trabajado más de 13 años como asistente. Si alguien fue determinante para que LeBron James se convirtiera en el jugador más completo, fue él. Logró conformar un equipo en donde James es el líder en todas las áreas y no sólo en puntos. Lo que posteriormente derivó en obtener el mejor récord de la liga en esta temporada y el mejor de la franquicia, con 66 ganados y solamente 16 perdidos.

Además, Spoelstra ha podido darle rotación al equipo con jugadores como Mario Chalmers, que promedia en estos play-offs 8.9 puntos y casi cuatro asistencias; Ray Allen, quien registra en esta postemporada 10 puntos y 3 rebotes con un .854% de efectividad en tiros libres y Norris Cole que promedia 7.1 puntos por partido en estos play-offs.

Además, recientemente, el rol que ha tenido en el equipo el controvertido Chris Andersen “Birdman”, ha sido vital para inyectarle fuerza y pasión al Heat, con un jugador que hace el trabajo sucio de defender y rebotear. En esta postemporada está promediando 7.1 puntos y 4 rebotes. Sobresale también con un .826% de efectividad, producto de varias clavadas que ha hecho cuando recupera rebotes ofensivos.

Como llegaron los equipos y PICK

LeBron James tiene una espinita clavada con San Antonio. En las finales de 2007 de la NBA, los Spurs acabaron rápido con los sueños de LeBron James y los Cavaliers de Cleveland, al barrer la serie 4-0.

En este año, nadie espera que este escenario se repita, ya que de la mano de LeBron, el Heat de Miami avanzó a las Finales por tercer año consecutivo, en una postemporada en donde las otras dos estrellas, Wade y Bosh, no han estado en su mejor forma.

Por su parte, los Spurs de San Antonio, aunque quedaron por detrás de Oklahoma City Thunder en la conferencia del Oeste al registrar una marca de 58-24, son el equipo más sólido, pues son el conjunto con más asistencias en play-offs, con 23.6.

Para llegar a la final, barrieron a Los Angeles Lakers en la primera ronda y a los Grizzlies en la final de conferencia. Únicamente perdieron dos juegos, en la semifinal contra los Warriors de Golden State. Mientras tanto, Miami perdió cuatro partidos en esta postemporada, donde barrió a los Bucks 4-0, luego venció a los Bulls 4-1, y finalmente derrotó en siete juegos a Indiana, 4-3.

Por lo parejo de la serie, uno de los escenarios más probables es que ambos equipos ganen tres partidos como locales y lleven la serie a un séptimo juego. Esto abre la oportunidad para que Miami obtenga el bicampeonato, ya que en el último juego de la final del Este contra Indiana, el equipo hizo valer su localia y acribilló a unos sorpresivos Pacers. Si el Heat pierde un partido de local, estará obligado a ganar uno de visita. Lo cual es muy posible, ya que en los play-offs ganaron cinco partidos de visitante, a diferencia de los Spurs que ganaron cuatro.