Los Warriors cerraron el trato el lunes por la noche y consumaron lo que muchos suponíamos cuando se unió a ellos Kevin Durant. Los de la bahía ganaron su segundo título en tres años al derrotar a los Cleveland Cavaliers en 5 partidos. Durant fue elegido, merecidamente, como el MVP de las Finales.

Para algunos ya es dinastía, para mí necesitan ganar 2 Larry O’Brien consecutivos para ser considerados así. Un día después de su campeonato, están en buena posición para ello. Sí es bueno o malo para la NBA a ellos no les interesa.

Los Warriors primero derrotaron el sistema del Draft, pues Klay Thompson fue tomado en el pick 11, Curry en el 7 y Green en el 35. Después al sistema de la agencia libre con Kevin Durant. Veamos otras 3 razones de este título para ellos.