Este 4 de enero se llevará a cabo el Wrestle Kingdom 12 (WK12), el magno evento de la New Japan Pro Wrestling con la que celebra un año más de vida.

Realizado anualmente desde 1992 con otros nombres, en 2007 comenzó a llamarse Wrestle Kingdom como un intento por volver a llamar la atención del público.

Con el tiempo se ha convertido en la cita por excelencia del pancracio mundial con la inclusión de otras promociones tanto japonesas como internacionales.

Sin embargo, aunque la marca “Wrestle Kingdom” ya se ha establecido con los años, la edición que se llevará a cabo este 2018 muy probablemente sea su primer salto de calidad.

Anteriormente tenía una resonancia más bien local; pero esta edición ha acaparado más atención que antaño. Veamos por qué.

NJPW: ¿Cediendo ante el imperio yanqui?

Si el Consejo Mundial de Lucha Libre (CMLL) peca de anquilosada, la NJPW no canta mal las rancheras; sus luchas rara vez tienen estipulaciones, casi siempre son mano a mano y ya.

Uno de los motivos que ha vuelto muy popular a WK12 desde hace meses es el combate sin descalificación entre Chris Jericho y Kenny Omega.

El “Corazón de León” ha hecho lo que jamás ha realizado la NJPW: usar la palabrería para inflar el producto más de lo que en realidad es.

La NJPW es una empresa que ofrece calidad arriba del ring; poco le importa el desarrollo de los personajes, su experiencia de marca y toda la parafernalia mercadotécnica.

Chris Jericho, ¿sabe pelear o sabe vender?

Chris Jericho ha conseguido mucho más repercusión mediática, a partir de inflar el combate que tendrá contra Kenny Omega, de la que NJPW ha podido darle a todo su cartel.

Uno de sus movimientos más eficaces fue el ataque que le propinó a “The Cleaner” en la NJPW World Tag League, en un choque que terminó con sangre, algo muy poco visto en la NJPW.

Esto motivó a que, en plena conferencia de prensa, Kenny Omega arremetiera contra Y2J en un intento por llevar la rivalidad a un tenor personal.

Estas prácticas son tan comunes en este lado del mundo que ya sabemos que mientras en las cámaras se dan con todo, atrás de la cortina se besan sobre una montaña de dinero.

Pero esta fórmula es tan poco socorrida en Japón que ha tenido buenos resultados, haciendo que WK12 genere un decoroso interés allende Japón.

Es inflando el globo como Jericho ha conseguido que su batalla eclipse por completo el encuentro estelar entre Kazuchika Okada contra Testuya Naito por el Campeonato Mundial Peso Pesado de la IWGP.

¿Por qué va ganar Kenny Omega?

Chris Jericho dijo en una entrevista a Vice que “no me importan las buenas peleas, prefiero las buenas historias”, lo que enfatiza la teoría del globo inflado.

Aun si la pelea resulta una decepción, al menos  “me quedé con su dinero”, reconoció cínicamente Jericho, exhibiendo a plenitud la visión de su incursión en la NJPW.

Por eso me resulta lógico pensar que el ganador será Kenny Omega; sin embargo, la pregunta no es: ¿quién va ganar?; sino, ¿cómo va ganar Kenny Omega y cuánta sangre correrá?

Los duelos clave de WK12

WK12 pone todos los campeonatos de la NJPW en juego, lo que asegura increíbles combates sin necesidad de inflar ningún globo.

El Campeonato Peso Pesado Junior de la IWGP será disputado en una lucha de cuatro esquinas entre Will Ospreay, Kushida, Hiromu Takahashi y el campeón Marty Scurll.

Se percibe un combate vertiginoso, lleno de increíbles lances y veloces movimientos; un nivel muy superior de lo que algunas divisiones crucero ofrecen en otros rincones del mundo.

Pronóstico Gurú: retiene Marty Scurll.

También estará en juego el Campeonato de Peso Abierto NEVER, un título que ha adquirido brillo por la forma en la que sus luchas se han desarrollado.

Estamos hablando de combates muy interesantes pues sin caer en lo hardcore (violencia extrema), su agresividad supera lo que normalmente se ve en una lucha tradicional.

Movimientos aguerridos, golpes destructivos y una sobrehumana capacidad de recuperarse para seguir adelante son los denominadores comunes en las batallas por este cinturón.

WK12 enfrentará al campeón NEVER Minoru Suzuki contra Hirooki Goto en una lucha donde el perdedor también le tendrá que decir adiós a su cabellera.

Pronóstico Gurú: gana Minoru Suzuki (¿qué le van a rapar si él mismo se rapa el cabello?).

Kota Ibushi vs Cody Rhodes, el duelo del morbo

Éste puede ser el combate que marque la carrera de Cody Rhodes, pues se enfrenta a una de las cartas más poderosas de la NJPW en el evento más importante de la empresa.

Cody Rhodes ha demostrado una gran calidad en el circuito independiente; pero todavía le falta consolidarse con una batalla épica que deje a todos con la boca abierta. La oportunidad es imejorable.

Pronóstico Gurú: gana Minoru Suzuki.

Kazuchika Okada vs. Tetsuya Naito, el duelo de duelos

En junio de 2016 Kazuchika Okada derrotó a Testuya Naito consiguiendo no sólo su cuarto título sino que inició el reinado más largo en la historia de la NJPW.

Testuya Naito llega a este combate completamente reinventado como uno de los rudos más célebres de la industria; lejos de aquel luchador impopular que huyó a México.

Para llegar a este combate, Naito derrotó a Kenny Omega en el G1 Climax en la que fue una de las cinco mejores peleas del 2017 superando el umbral de las cinco estrellas.

El encuentro es ya épico desde la previa y los ojos de todo el mundo estarán expectantes por una lucha en la que no hay manera que defraude.

Pronóstico Gurú: Okada retiene.