Portería

Miguel Fraga – Atlas

La posición de arquero suplente es la peor de un equipo de fútbol; salir a sentarse semana a semana, con pocas chances de ver acción y sólo teniendo oportunidad cuando el de arriba baja su nivel o peor, sale lesionado. Así le pasó a Miguel Fraga, quien ingresó de cambio tras la lesión de Ustari y demostró estar a la altura, sosteniendo su marco cuando los locales se les lanzaron encima en busca del empate.