5. Su primer partido como azulcrema

Le tocó surgir en una etapa donde América no la pasaba muy bien, dándole preferencia a extranjeros por encima de los jugadores de la cantera. Fue el 5 de diciembre del 1992 cuando por fin recibió su oportunidad, de la mano de Miguel Ángel “el zurdo” López en un duelo frente al León. Desafortunadamente no logró marcar en ese partido, pero al menos pudo vestir la playera de sus amores por primera vez.