Con más de la mitad del torneo transcurrido, los equipos se perfilan para la fase final del certamen e incluso hay algunos que pueden empezar a ser candidateados al título, dos de ellos: Tigres y León, ambas escuadras que han demostrado un futbol efectivo y vistoso, uno superlíder y el otro escolta en tercer lugar de la general.

Mucho se ha dicho en las últimas semanas que León juega mejor que Tigres ¿Será cierto y que el liderato es solo una estadística más? Veamos quién puede ser la verdadera fiera que habrá que domar.

Tigres

El cuadro de Ricardo Ferretti lleva tan solo dos jornadas en el puesto de honor, con tan solo un punto de ventaja sobre su acérrimo rival Monterrey y a dos puntos de León, por lo que no hay una diferencia amplia que marque distancia entre un club y otro y en realidad es eso, el futbol de estos clubes no dista mucho por lo que hemos visto en la cancha.

Tigres ya se enfrentó a León y terminaron empatados a dos goles en la primera jornada del Clausura 2019, a partir de ahí los comandados por Tuca solo perdieron un encuentro y han estado en el top tres de la clasificación, hasta ahora que alcanzaron la cima, pero siendo sinceros, ni a Tigres ni a Tuca le importa la clasificación en la que estén siempre y cuando sea dentro de los ocho primeros, con eso basta para que puedan competir por el trofeo en liguilla.

Pienso que aún no vemos todo el potencial de los de Nuevo León y espero que lo saquen a relucir en las jornadas siguientes y por supuesto en las eliminatorias de liguilla donde acostumbran a ser mejores que en el torneo regular.

León

La Fiera ha estado intratable junto con su nueva estrella Ángel Mena, tanto que es el equipo que mejor ataca y defiende de toda la liga y acumula solo una derrota y está enrachado con 6 partidos consecutivos con victoria. Además ha sido el mejor visitante y a Rayados le sacó un punto en el Gigante de Acero, a América lo vapuleó en el Azteca y fue contundente frente a Pumas.

Todo le sale bien a Ignacio Ambriz que no extraña la presencia de su goleador histórico, Mauro Boselli. En efecto parece ser que pegarle ahorita a los Esmeraldas luce muy complicado y que en liguilla será el doble, pero no olvidemos que aún quedan siete fechas por jugar y en ese lapso de tiempo todo puede pasar, por lo que veo difícil que los del bajío lleguen con este mismo nivel a la fiesta grande del futbol mexicano.

Conclusión

Si enfrentásemos a estos dos equipos ahora mismo, el resultado sería distinto al empate de la fecha uno o tal vez no, lo mismo si se llegan a cruzar en liguilla, lo que quiero decir es que el futbol es de tiempos y por ahora me parece que León sería el rival a vencer por el momento futbolístico y anímico que atraviesa todo el equipo, no obstante si echamos un poco la memoria atrás recordaremos que Tigres ha sido un invitado recurrente en las últimas liguillas, por lo que solo le basta calificar, así sea en último lugar, para considerarse un contendiente sólido al título, así que aún hay que esperar a que llegue ese lapso y por lo mientras disfrutemos del futbol que ofrecen estas dos fieras.