Ahora todos los mexicanos en Europa quieren regresar al país, primero fue Carlos Salcedo, que fichó con los Tigres, y ahora es ídolo americanista, Miguel Layún, que llega a los Rayados de Monterrey. Sin duda los dos equipos de Nuevo León rompieron el mercado con estas dos incorporaciones.

Su carrera en Europa

Miguel Layún era uno de los pocos mexicanos en el viejo continente, no era el mejor, pero parecía que su carrera iba a terminar allá. Todos recordamos su paso por el América, en donde se viralizó en hashtag #TodoEsCulpaDeLayún, que los mismos americanista crearon, esto debido a su desempeño muy triste en el equipo, pero poco a poco se fue ganando un lugar y se convirtió en un ídolo.

Cuando se marchó a Europa, muchos le dijeron que no era un jugador para estar en  el viejo continente y otros que tenía el nivel suficiente para estar en un grande de España o de Italia, pero sorpresivamente el Watford ofreció por él, claro, la crítica no se hizo esperar, y es que ese club jugaba en la Championship, que es la liga de ascenso de Inglaterra, y debido al nivel que mostró en Brasil 2014, muchos dijeron que era una mala decisión,que no era un club para él y que la pasaría muy mal, pero también se fue faltando pocas jornadas para el término de la temporada, y el Watford estaba prácticamente en la Premier League, una de las mejores ligas del mundo.

Pero su paso por ese club no fue el mejor, y se marchó a Portugal, en donde el Porto sería su nueva casa, el proceso de adaptación fue muy rápido, ya que con la incorporación de Layún, ya eran 5 mexicanos en el equipo, y eso le facilitó las cosas. En su primera temporada llegó a ser el mejor asistidor de toda Europa, incluso estaba a la par de Marcelo o de Jordi Alba, todos pensamos que con Layún y otros 10 más, la selección mexicana estaría a punto de dar ese salto de calidad junto a otras naciones, pero al final fue una ilusión.

Su paso por España

Después de su paso por el Porto, se fue a España, específicamente a Sevilla, que es un club que siempre pelea por puestos de la Europa League, y que ha sido hasta bicampeón de esa competencia, y en LaLiga, no es uno de los equipos que más destaquen, pero bueno, para Layún parecía una buena opción, y lamentablemente paso lo mismo, no se si llamarlo fracaso, porque al final de cuentas no se pudo consolidar en el club, le costó demasiado la adaptación y cuando entraba a la cancha, parecía que le tapaban los ojos, no podía mandar un centro decente y su estado físico no era el mejor, y cuando todo parecía llegar al final, el Villarreal quiso darle otra oportunidad, pero paso lo mismo, no se adaptó, su estado físico no era el mejor, y ya no era convocado ni a la banca, y todos veíamos que su etapa en Europa estaba por terminar. Aún así fuera de ritmo, fue uno de los futbolistas mexicanos que asistieron al mundial de Rusia 2018, y su paso fue sin pena ni gloria.

Conclusiones

Tiene una nueva oportunidad en la Sultana del Norte, ahora vestirá la camiseta de los Rayados, y si él creyó que no tendría la presión que se vive en Europa, está muy equivocado, Monterrey está ansioso de un título, quiere ser campeón y quitarle esa hegemonía a los Tigres, y Layún tendrá que comprometerse a que antes de su retiro, tiene que ser uno de los jugadores que lleven a los Rayados al campeonato.

No estoy diciendo que es mal jugador, ya que cualquier equipo lo quisiera tener en sus filas, y se que es muy difícil que vuelva a mostrar esa calidad que se le vió en el América, pero tiene de dos, retirarse en México como un jugador del montón, o retirarse como campeón con Monterrey y que la afición regia pueda decir:  #TodoEsCulpaDeLayún.