(Photo by Jaime Lopez/Jam Media/Getty Images)

Una vez más Cruz Azul es tema obligado en la conversación futbolera y de nuevo es por la decepcionante participación que tienen en el torneo donde se esperaba una mejora de los celestes con la llegada del técnico Pedro Caixinha y no una debacle que los tiene sumidos en el sitio quince de la tabla general de la liga. Por ello la interrogante aquí es si este Cruz Azul es el peor de los últimos años, veamos a continuación.

Clausura 2009 – 11 pts.

Este torneo es muy recordado por toda la afición celeste, ya que después de perder dos finales consecutivas anteriormente (Santos y Toluca) el haber tenido un desempeño como el que registró en esta liga vino a dar al traste con todo.

Los cruzazulinos tenían sólo once puntos en el bolsillo luego de diez juegos jugados, si bien tenían más que los que registran en el presente clausura 2018, lo ocurrido aquí fue la racha de diez partidos sin ganar de manera seguida, la mayor para el equipo que inició desde la jornada ocho hasta finalizar el certamen y la cual no permitió al equipo calificar a la fiesta grande del futbol mexicano y la que consumó lo que fue el peor torneo corto para Cruz Azul en su historia.

 

Clausura 2003 – 9 pts. / Clausura 2004 – 8 pts.

Si de “coincidencias” hablamos, o al menos eso parece, debemos remontarnos hasta estos dos años precisamente donde la Máquina vivió un balance idéntico en cuanto a torneos Clausura de manera consecutiva y por demás parecido a lo que hoy en día la institución celeste está presenciando.

Aquellos arranques del Clausura 2003 y 2004 son de los peores inicios de Cruz Azul tras diez fechas de competición. En la primera el conjunto azul sumó nueve puntos cuando en la décima jornada venció a los Pumas. En el segundo inicio los cementeros alcanzaron ocho puntos tras sobreponerse a Querétaro para la fecha 10, mismos puntos que tienen actualmente. Lo curioso aquí es que a pesar de haber llegado muy mal hasta esas instancias, los celestes remontaron a partir de ese partido número diez para calificar a la liguilla e incluso llegar hasta semifinales en ambos torneos, lo malo fue que se toparon con unos universitarios que les negaron dos veces el pase a la final.

Clausura 2018 – 8 pts.

Qué decir del equipo actual. Ha cosechado ocho puntos en diez jornadas, colocándole en el mismo sitio que el Cruz Azul del Clausura 2004. La única diferencia es que aquel Cruz Azul sí ganó en la décima fecha, precisamente versus Querétaro y nada más y nada menos que en casa, en el Estadio Azul.

La verdad es que para este torneo se esperaba un despunte luego de lo hecho por Paco Jémez y los refuerzos conseguidos para colocar a la Máquina, incluso como para contender por el título al lado de los planteles regiomontanos y del América. Eso se esfumó y la realidad es otra para el equipo de la Noria.

Conclusión

Hoy los dirigidos por el portugués Pedro Caixinha están reescribiendo la historia del club, pero para mal. Sí, Caixinha y compañía aún no han firmado ser el peor Cruz Azul de la historia, ya que queda mucho torneo por delante y ese lugar sigue perteneciendo al del Clausura 2009, pero van que vuelan para convertirse en el peor conjunto celeste desde que el nuevo formato de competición de torneos cortos y liguilla se instauró. ¿Por qué? De entrada ninguno de los anteriores planteles había perdido en la fecha diez, salvo el del 2009 que perdió contra América, pero tenía más puntos que el equipo actual, segundo, aquellos cuadros ya habían ganado al menos un juego en casa, cosa que hoy no ha pasado en el Azul y para terminar, los equipos anteriores no estaban sumidos en una depresión como la que actualmente vive el club de la cementera por los malos resultados y la presión de no obtener el título.

Tal vez todavía no pueden ser el peor equipo azul del siglo, pero sí han firmado el peor arranque de todos por lo anteriormente descrito. Sin duda el panorama para este Cruz Azul luce más adverso, más sombrío y destinado al fracaso que nunca, no obstante todavía están a tiempo de componer el camino y por lo menos, como mínimo, no terminar como el cuadro con la temporada más decepcionante y fracasada de todas dentro de la historia de la institución, la línea permisiva hasta ahora son 13 puntos, aquellos del Clausura 2009 donde los capitalinos terminaron últimos de la clasificación general, ya veremos si en las restantes siete jornadas estaremos hablando de un resurgimiento digno del fénix o de una catástrofe cruzazulina.